Mueren 37 y 84 resultan heridos en un choque múltiple en Perú

m2

LIMA, Perú

AP. Al menos 37 muertos y más de 84 heridos dejó un choque de tres buses y un camión frigorífico la madrugada del lunes en una carretera en el centro del país.

La policía informó que trasladó en dos pequeños helicópteros a una docena de heridos graves desde el lugar del accidente, ocurrido en la madrugada local en la localidad costera de Huarmey, a unos 316 kilómetros de la capital y cerca de la costa del Pacífico.

El reverendo Roberto Pérez, de la iglesia cristiana pentecostés llamada Movimiento Misionero Mundial de Perú, dijo a The Associated Press que al menos 27 de los fallecidos que retornaban a la norteña ciudad de Chiclayo pertenecían a su iglesia y habían celebrado una ceremonia en el más grande estadio de Perú, llamado San Marcos y ubicado en la capital, entre el martes 17 y el domingo 22.

El jefe de la Policía, coronel Orfiles Bravo, informó que los cadáveres, varios de ellos mutilados, quedaron regados en la arena que rodea la vía de asfalto. Añadió que las unidades de las empresas de transportes Erick El Rojo, Challenger y Murga Serrano chocaron frontalmente y luego un camión frigorífico impactó a los tres autobuses.

Bravo detalló que el chofer de la empresa “Murga Serrano” se pasó al carril opuesto y desencadenó el accidente. Televisoras locales mostraron que el mencionado bus quedó partido en tres y su motor a más de 30 metros. También se observó asientos de los buses en medio de la pista junto a maletas, neumáticos y fierros destrozados.

Al menos una decena de sobrevivientes dijeron a varios medios periodísticos que la primera ayuda llegó tres horas después de la colisión y que los médicos atendían a los pacientes en el patio del centro de salud de Huarmey, la ciudad más cercana al accidente.

Ladrones robaron a los muertos y heridos. La televisora local ATV mostró a uno de ellos tras ser capturado por la policía, mientras se adueñaba de billeteras. “Estaban tiradas en el suelo, alguien las iba a agarrar”, dijo el hombre que admitió su delito pero se negaba a brindar su identidad.