Mueren 4 soldados EU

http://hoy.com.do/image/article/304/460x390/0/78A592E8-D8B9-4A6B-8342-39D2EAC54027.jpeg

BAGDAD  (AFP).- El ejército norteamericano anunció ayer, martes, la muerte de cuatro de sus soldados en Irak, uno de ellos en un atentado suicida con camión bomba perpetrado el lunes en la ciudad petrolera de Kirkuk (norte), que mató a 12 iraquíes, nueve de los cuales niños.

Este atentado también dejó heridos a tres militares estadounidenses.

Otro soldado norteamericano murió el lunes por la explosión de una bomba artesanal cerca de su vehículo, durante una operación de combate en Bagdad, precisaron las fuentes militares.

Un tercer soldado estadounidense y un Marine murieron en operaciones de combate en la provincia de Anbar (oeste), el principal foco de insurrección sunita en el país.

Estas bajas elevan a 3.254 el número de militares y personal asimilado norteamericanos muertos desde la invasión de Irak, en marzo de 2003, según un computo basado en cifras del Pentágono.

Caen ocho rebeldes

Bagdad, (EFE).- Al menos ocho insurgentes y dos policías iraquíes murieron ayer en varios incidentes que ocurrieron en distintos puntos del país, según informaron fuentes policiales iraquíes.

Las fuentes explicaron que la explosión de un coche bomba en la ciudad de Al Jalis, 75 kilómetros al noreste de Bagdad, acabó con la vida de cuatro supuestos insurgentes.

El coche bomba conducido por un suicida estalló cerca de otro vehículo, y causó su incendio y la muerte de sus cuatro ocupantes.

Al parecer los cuatro muertos eran insurgentes que acompañaban al coche bomba, agregaron las fuentes.

   Otros cuatro rebeldes fallecieron en un bombardeo aéreo estadounidense contra una vivienda al sur de Faluya, 50 kilómetros al oeste de la capital.

   Según las fuentes, los insurgentes muertos son un dirigente de la organización denominada Emirato Islámico de Irak, identificado como Omar Dera, y sus tres asesores.

   Tras la ofensiva, las tropas estadounidenses detuvieron a ocho supuestos insurgentes.

   Otros dos rebeldes fueron detenidos cuando fuerzas del ejército y de la policía iraquíes irrumpieron en un refugio de los grupos insurgentes en Al Jalis.

   Los dos arrestados reconocieron estar implicados en atentados que tuvieron lugar la semana pasada en la ciudad y que acabaron con la vida de al menos 100 personas.

   En un incidente separado, dos policías iraquíes murieron y tres resultaron heridos al estallar un artefacto explosivo al paso de su vehículo por el centro de Faluya.

   Las fuentes informaron, además, del secuestro ayer, lunes, de nueve funcionarios en una compañía de productos eléctricos en una carretera cerca de Baquba y próxima a la sede de las tropas multinacionales en la provincia de Diyala.

   Los insurgentes montaron un puesto de control y pararon el coche donde viajaban los secuestrados y los llevaron a un lugar desconocido, agregaron las fuentes.