Mueren 717 personas en estampida Arabia Saudí

m5

Al menos 717 personas murieron este jueves y 863 resultaron heridas en una estampida en Mina, cerca de La Meca, durante la peregrinación anual de los musulmanes, el segundo drama que golpea a los fieles en menos de dos semanas.

Según un responsable del ministerio de Salud, la avalancha tuvo lugar en el primer día del Aid al Adha, durante el ritual de la lapidación de Satán en Mina, que consiste en lanzar piedras contra estelas que lo representan.

El accidente se produjo cerca de una de las estelas, hacia las 06H00 GMT, cuando varias personas que abandonaban el lugar se cruzaron con un gran número de peregrinos que querían acceder a él.

El rey Salman, que recibió en la noche a los responsables del hach, dijo que espera “lo más pronto” resultados de la investigación y agregó que ordenó “una revisión de los planes” de organización de la peregrinación para que los fieles “celebren sus ritos en seguridad” El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed ben Nayef, ordenó una investigación, informó la agencia oficial SPA, cuyas conclusiones deberían entregarse al rey Salmán a quien “corresponderá tomar las medidas adecuadas” para remediar las consecuencias de este drama.

Cerca de dos millones de personas se encuentran en Arabia Saudita para celebrar el hach (la peregrinación), una de las mayores concentraciones de personas en todo el mundo.

Irán aseguró que habían fallecido al menos 90 de sus ciudadanos y atribuyó la estampida a las autoridades sauditas. “Por motivos desconocidos”, se cerraron dos accesos cerca del lugar donde los fieles llevan a cabo el ritual de la lapidación de Satán, afirmó Said Ohadi, el responsable de la organización iraní del hach.

El guía supremo, el ayatola Ali Jamenei, consideró que “medidas no apropiadas” y “mala gestión” de Riad causaron la tragedia.

El ministro saudita de Sanidad, Jaled al Falih, culpó, sin embargo, a los peregrinos de haber provocado la avalancha, el peor accidente de los últimos 25 años durante el hach. “Si (…) hubieran seguido las instrucciones, habríamos podido evitar” la estampida, declaró en la televisión pública El Ejbariya.