Mueren 83 en varios ataques Irak

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/B9FE9642-2A70-44BB-9509-D348C083C91E.jpeg

Bagdad (EFE).- Al menos 83 personas murieron ayer en una nueva jornada de violencia en Irak al día siguiente de que el Parlamento iraquí se reuniera en sesión extraordinaria para “desafiar al terrorismo”.

En el atentado más sangriento, al menos 65 personas murieron y alrededor de 100 resultaron heridas esta mañana cuando un coche bomba conducido por un suicida estalló cerca de un mausoleo chií en la ciudad de Kerbala.

El ataque en Kerbala fue perpetrado a las 10.30 hora local (07.30 GMT) en una estación de autobuses, a unos 100 metros del mausoleo del Imam Husein, considerado uno de los lugares más sagrados por la rama chií del Islam. Fuentes del Hospital Al Huseini de Kerbala, citadas por la cadena de televisión Al Iraqiya, indicaron que la mayoría de las víctimas son niños.

Kerbala, la segunda ciudad santa chií en importancia después de Nayaf, ha sido escenario de varios ataques similares en los últimos tres años que han dejado centenares muertos y heridos.

Asimismo, otro ataque con coche bomba, perpetrado junto al puente al Yadriya, en el sur de Bagdad, causó la muerte de al menos ocho personas e hirió a otras doce, según dijeron a Efe fuentes policiales.

La Policía indicó que el puente, conocido como al Yadriya y que atravesaba el río Tigris, no resultó dañado por la explosión.

El pasado jueves, nueve personas murieron y once más sufrieron heridas en un atentado con camión bomba contra el puente de Sarafiya, que unía la zona suní de Wazeiriya, del centro de Bagdad, con el barrio de Kazimiya, del norte de la capital.  En esa ocasión la estructura que levantaba esta obra de ingeniería se vino abajo como consecuencia del estallido.

Un atentado suicida de similares características contra un puesto de control militar acabó con la vida de al menos cinco soldados y dejó a otros cuatro heridos, en la localidad de Biyi, a 200 kilómetros al norte de Bagdad, informaron fuentes del ejército iraquí.

Además, otras cinco personas perdieron la vida, dos de ellas insurgentes y otras 15 resultaron heridas en varias acciones de violencia ocurridas en Bagdad y otras zonas de Irak. Esta nueva jornada de violencia se produce al día siguiente de que el Parlamento iraquí celebrara una sesión urgente para expresar su rechazo al terrorismo y a la violencia sectaria.

Dicha reunión tuvo lugar en respuesta a un ataque suicida perpetrado el día anterior contra la cafetería del propio Parlamento, que acabó con la vida de ocho personas, entre ellas un diputado.

El presidente de la Cámara, el suní Mahmud al Mashadani, condenó el atentado y lo calificó como “un ataque desesperado”, y “el tiro de gracia contra los propios terroristas”.

Sin embargo, algunos parlamentarios lo atribuyeron a la violencia sectaria que sacude el país y pidieron que se reconsideren las estrategias del gobierno iraquí, que preside el chií Nuri al Maliki.

El Gobierno de Al Maliki, en el poder desde hace un año, ha sido acusado en numerosas ocasiones de llevar acabo una política sectaria y de no actuar con contundencia contra las milicias chiíes, a las que muchos acusan de haber secuestrado y matado a cientos de iraquíes.