Mueren cinco civiles Irak

http://hoy.com.do/image/article/20/460x390/0/4C03149B-794F-4A2F-96A5-94777935E950.jpeg

MOSUL, Irak (AFP).- La violencia se intensificó este sábado en Irak, donde murieron en 24 horas cinco civiles iraquíes, incluidos un niño de tres años y una adolescente de 13, y dos policías, mientras un equipo de la ONU se encuentra ya en el país para preparar las elecciones.

También hubo varias decenas de heridos, entre ellos tres soldados estadounidenses que viajaban en un convoy alcanzado por la explosión de una bomba en Samarra, al norte de Bagdad.

Un niño iraquí de tres años murió y siete personas resultaron heridas, entre ellas cuatro mujeres y dos niñas, al ser alcanzados por disparos de soldados norteamericanos contra un vehículo de civiles en Tikrit, al norte de Bagdad, anunció la policía.

“El viernes, a las 20H00 (17H00 GMT), un vehículo color rojo que transportaba a civiles pasó ante la alcaldía y fue alcanzado por los disparos de tropas norteamericanas que estaban en el interior del edificio”, declaró a la AFP el comandante Mohammad Jalaf.

En Mosul, a 370 km al norte de Bagdad, donde la policía y las fuerzas estadounidenses son atacadas a diario, cuatro personas murieron y 19 resultaron heridas por disparos de cohetes el sábado por la mañana.

“Una niña de 13 años, dos mujeres y un hombre murieron en este ataque”, declaró a la AFP Attalá al Rayaf, médico en la morgue del hospital del centro médico de Mosul.

Rajaf precisó que otras 19 personas resultaron heridas, entre ellas un niño de siete años y dos policías. Cinco se encuentran en estado grave.

En Bagdad, siete guardaespaldas iraquíes de una sociedad de protección personal que debían ocuparse de unos expertos occidentales, fueron heridos el sábado por la mañana al estallar un artefacto y ser blanco de disparos a continuación, aseguró una de las víctimas hospitalizadas.

Además, un coronel de policía iraquí murió cuando unos desconocidos le dispararon en Kirkuk, declaró a la AFP el general Turhán Yusef, jefe de la policía de esa ciudad petrolera del norte de Irak.

Un policía iraquí y dos malhechores perecieron también el sábado en el asalto a un banco en el que los agentes de policía recibían su paga mensual en Mosul (norte), según la policía.

Por otro lado, decenas de tanques y vehículos blindados estadounidenses bloquearon este sábado por la noche la entrada de Faluja, 50 km al oeste de Bagdad, un día después de los mortales enfrentamientos entre marines y miembros de la guerrilla.

En el plano político, los expertos de la ONU llegados el viernes se reunieron el sábado con responsables iraquíes y miembros de la coalición para ofrecerles su ayuda en la preparación de las elecciones y la formación del nuevo gobierno iraquí con vistas al traspaso de poder del 30 de junio.

Ese primer equipo dirigido por Carina Perelli será seguido en los próximos días por la visita de Lajdar Brahimir, consejero del secretario general de la ONU Kofi Annan, al término de la cumbre árabe de Túnez.

No obstante, el gran ayatolá de los chiítas iraquíes Alí Sistani no recibió el regreso de la ONU con entusiasmo y aseguró que no “desea participar en consultas” con ese equipo.

Aunque quiere evitar el “caos” y no piensa llamar a los fieles a manifestarse según declaró a la AFP uno de sus asistentes, condiciona cualquier contacto con la ONU a que ésta rechace la Constitución provisional adoptada el 8 de marzo por el ejecutivo iraquí.