Muerte de 4 mujeres debe avergonzar a Salud Pública

POR ODALIS MEJIA
El director ejecutivo de la Comisión Presidencial sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (COPDES) afirmó que las autoridades de Salud Pública deben estar avergonzadas por la muerte de cuadro madres ocurridas en las provincias San Juan y Elías Piña.

John Gagain consideró penosa la ocurrencia de muertes por causas prevenibles, en momentos en que la República Dominicana adoptó el compromiso  de reducir en un 75 por ciento la tasa de mortalidad materna.

En la actualidad en el país la tasa de mortalidad  materna es de 178 muertes por 100,000 nacidos vivos, lo que sitúa al país con  los promedios más altos de la región de las Américas.

“Estos cuatro casos no sólo son cifras, son una injusticia y son inhumanos, especialmente porque pudieron ser evitadas. Las autoridades deben estar avergonzadas por dichos casos”, expresó.

Gagain visitó las provincias para investigar los cuatros casos de mortalidad materna que ocurrieron en esas demarcaciones. Sostuvo que la República Dominicana tiene el triple de la mortalidad materna que debería tener.

Según un documento del COPDES, las madres muertas son Reyna Pérez Guzmán, de 15 años; Claribel Benzán Mesa, de 34 años; y Josefina López Valdez, de 33 años. La cuarta víctima no fue identificada.

Recientemente, la secretaria de Estado de la Mujer, Galdys Gutiérrez, y el director del Departamento Materno Infantil de Salud Pública, Héctor Eusebio, atribuyeron la persistencia de la alta tasa de mortalidad materna a la falta de calidad de servicio de atención al paciente de parte del personal médico.

Dijeron que el 97 por ciento de las dominicanas dan a luz en centros de salud, por lo que la tasa no se corresponde  con  esta amplia cobertura, lo que evidencia la inadecuada atención y capacitación del personal de los hospitales. Señalaron que la mayoría de las muertes que ocurren son prevenibles.