Muerte niños nigerianos impacta a los italianos

ROMA. AFP.  Un nuevo drama de la inmigración sacudió ayer Italia, con la muerte en una barca de dos niños nigerianos de dos y cuatro años, al día siguiente de que el gobierno de Berlusconi extendiera a todo el país “el estado de emergencia ante la inmigración clandestina”.  Los dos niños murieron durante el trayecto en barca que los llevaba a Italia, junto a otros 73 inmigrantes clandestinos, informó este sábado la prensa italiana.

Los cadáveres de los dos niños fueron arrojados al mar, según relató su padre a la tripulación de la lancha italiana que acudió el sábado en socorro de los clandestinos, en el canal de Sicilia, en el sur de la isla de Lampedusa.

Según el relato de este hombre, reproducido por medios de prensa italianos, su hijo de dos años comenzó a vomitar la noche después de que zarpara la embarcación y habría muerto rápidamente después. Su hermana murió más tarde de deshidratación.

El padre, un nigeriano de unos 30 años, afirmó viajar solo con sus hijos.

Zoom

Más inmigrantes
Otros 130 clandestinos llegaron el sábado por la mañana en varias embarcaciones a la costa oeste de Cerdeña, y otros tres barcos fueron localizados cerca de la isla por un helicóptero de los servicios de seguridad.  Los inmigrantes fueron trasladados a un centro.  Este drama sucede un día después de que el gobierno italiano de Silvio Berlusconi extendiera a todo el territorio italiano la declaración de estado de emergencia ante la inmigración clandestina debido, según fuentes oficiales, a la “afluencia persistente y excepcional de ciudadanos extracomunitarios”.