Mujer gana candidatura socialista Francia

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/C9AFC264-C42C-4274-8A43-6B76C5C73D4B.jpeg

PARIS (AFP).- Segolene Royal, que podría pasar a la historia como la primera jefa de Estado de Francia, fue elegida ayer por los militantes del Partido Socialista candidata a las presidenciales del 2007, donde desea encarnar la renovación de la izquierda con audacia, conservadurismo y encanto.

A sus 53 años, esta diputada, ex ministra y madre de familia consiguió superar a Dominique Strauss Kahn y Laurent Fabius, dos pesos pesados del partido, dividido y a la deriva desde su estrepitosa derrota en las elecciones presidenciales de 2002.

Apoyándose en una idea de democracia participativa, Royal ha lanzado propuestas revolucionarias durante su campaña como la de crear jurados populares para evaluar la gestión de los poderes públicos, con lo que se ha valido duras críticas de sus compañeros de partido.

La líder socialista, compañera sentimental del primer secretario del partido, François Hollande, y madre de sus cuatro hijos, no dudó tampoco en tratar cuestiones espinosas o temas tabúes para los socialistas como la delincuencia juvenil, la educación, la ampliación de Europa, la violencia en la televisión, la conciencia ecológica o la duración de la jornada laboral. En un país donde la política está dominada por los hombres, Royal, apodada a menudo la “Zapatera”, en referencia al presidente del gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, es hoy en día la única política según los sondeos capaz de derrotar a Nicolas Sarkozy, titular de Interior y favorito de la derecha, según los sondeos.

Presidenta regional del departamento de Poitou-Charentes (suroeste) desde 2004, Royal ha sido blanco en estos meses de las críticas de sus propios compañeros de partido, que la han acusado de “demagoga”, no tener experiencia ni ideas propias y estar peligrosamente inclinada a la derecha.

Impermeable a estos ataques, Royal se ha visto obligada sin embargo, en la última recta de la campaña, a responder a los lamentables comentarios machistas de sus adversarios.

“Siento que algo fuerte, algo impresionante va a ocurrir, un nuevo mayo de 1981. Vosotros conseguís que resista. Cada día me digo que esto es un milagro”, declaró Royal esta semana en un mitin, refiriéndose a la victoria del presidente socialista François Mitterrand en 1981.

   Su ambición de sustituir al presidente Jacques Chirac en 2007, sumada a su fulgurante popularidad, obligó indirectamente a su compañero, François Hollande, a eclipsarse discretamente y renunciar a su propia candidatura. La pareja, ajena a los rumores y a las abundantes burlas de los últimos tiempos, protege su vida privada con celo.

   “Ya soy primer secretario, así que puedo ser consorte de la primera presidenta de Francia. No me supone ningún problema”, declaró el líder socialista hace pocos meses.

   Delgada, bonita, elegante y sonriente, Royal nació en Dakar, Senegal, donde su padre estaba destinado como militar. Es la cuarta de ocho hermanos y recibió una educación católica muy estricta de la que posteriormente tomó distancias.

   Después de estudiar en la prestigiosa Escuela Nacional de Administración (ENA), se afilió al Partido Socialista en 1978 y participó en la campaña presidencial de Mitterrand en 1981. Entre 1982 y 1988, consiguió hacerse un lugar en el restringido círculo de colaboradores del ya fallecido presidente socialista.

   A partir de 1988, ha sido elegida y reelegida diputada y también ha ocupado las carteras de Medio Ambiente, Enseñanza Escolar y Familia e Infancia.