Murales de Ciudad: innovador arte público de Santiago

En Navidad, el Alcalde Abel Martínez nos declaró su interés en los “Murales de Ciudad”. De inmediato visualizamos una significativa oportunidad estratégica para al sector artístico movilizarse exitosamente. En vez de promover que el Ayuntamiento “pintara murales”, el estratega se enfocó en cómo el gobierno local ejecutaría un programa que colocara en primer lugar la promoción de los artistas visuales y creativos culturales. Una estrategia muy clara: promover y nunca sustituir el ejercicio del arte santiaguero.
En tal virtud, como el Alcalde acostumbra a indicarme, expresó: “líder pongámonos en eso y diséñese una propuesta de concurso y convenio de gestión para tales fines, con el Centro León y el Plan Estratégico (PES)”. Lo demás es historia vivida y contada: Santiago tiene el primer y único concurso de Murales de Ciudad de República Dominicana y Centroamérica.
Según estudios, los pintores expertos y aficionados en Santiago podrían variar de 168 a 300 artistas visuales. El consumado crítico de arte Danilo de los Santos, y otros investigadores, evidencian que no existían vínculos fecundos entre labor artística y política pública del Ayuntamiento y Ministerio de Cultura. El concurso Murales de Ciudad, origina una fase renaciente de la política cultural, donde el gobierno asume el rol de ser un verdadero gestor que no sustituye, sino que fomenta el ejercicio de las artes visuales y escénicas.
Ese es el objetivo del concurso: promover el principio democrático de participación social a través de procesos artísticos dirigidos al embellecimiento urbano de muros, paredes y fachadas descuidadas, como generador de movilización artística y atractividad hacia diferentes espacios públicos de Santiago. Quedamos impresionados por el buen vínculo de objetivo y resultados. Domingo Batista, Danilo de los Santos, Kilia Llano, Luis Felipe Rodríguez y quien suscribe, como jurados realizamos jornadas exhaustivas de evaluación. El pasado lunes 13 en el Salón Ejecutivo del Centro León hicimos la revisión final de las obras de arte público y puntaje; fundamentados en un escrutinio fotográfico.
El ganador es Santiago, pues estamos ante el mayor estímulo a las artes en espacios públicos. Los murales son parte de la Agenda de Cultura para el Desarrollo, plan consensuado por 250 artistas y organizaciones sociales, culturales y empresariales.
Los murales facilitan la acumulación de nuevas “capacidades y funcionalidades” en la gente, que es el auténtico concepto de desarrollo que le dio el premio Nobel de Economía a Amartya Sen.