Murió el célebre toro bravo “Ratón”

MADRID. AFP. El célebre toro bravo español “Ratón”, de media tonelada y afilados cuernos, con una macabra hoja de servicios -tres muertos y decenas de heridos-, murió el domingo, según anunció ayer su propietario, que le quiere dedicar un museo.  

“Ha sido en 24 horas: lo vimos ‘pachucho’ y lo pinchamos de antibióticos” pero Ratón “murió ayer (el domingo) por la tarde”, explicó a la AFP Gregorio de Jesús, su orgulloso propietario, que llegó a ganar 10,000 euros por alquilar su bestia.  

Su inofensivo nombre, “Ratón”, no se encuentra a la altura del miedo que infundían sus cornadas entre los espectadores y participantes que acudían a los encierros.  

A base de graves cornadas, el toro se fue labrando una reputación sanguinaria en toda España que, lejos de ahuyentar a los participantes, lo convirtió en el perfecto reclamo para las fiestas mayores de los pueblos.

Muerto a los 13 años y medio, el toro, de pelaje negro con algunas manchas blancas, deja tras de sí a tres fallecidos, uno en 2005, otro en 2006 y el último en 2011, según su propietario.