Museo del Holocausto, una reflexión a trabajar para que algo así no se repita

Museo del Holocausto, una reflexión a trabajar para que algo así no se repita

El edificio del Archivo y la Biblioteca tiene acceso directo desde la calle. Fuente externa.

Jerusalén.- En un monte a las afueras de Jerusalén, el Museo del Holocausto, Yad Vashem, que acogerá desde este atardecer los actos más significativos del día del Recuerdo del Holocausto, el mayor centro de documentación sobre esa tragedia, invita a la reflexión y a trabajar para que algo así no vuelva a repetirse.

Israel conmemora mañana ese día del Recuerdo como parte de su identidad, a diferencia de la fecha marcada por el calendario internacional el 27 de enero.

Las casi 100 hectáreas que ocupa el Museo del Holocausto en una ladera de Monte Herzl (Colina del Recuerdo), bien podrían llamarse “Monte del Conocimiento”, asegura a Efe el director de la Biblioteca, Robert Rozet, por los 170 millones de documentos, 160.000 escritos publicados en 60 idiomas y medio millón de fotografías que guarda en sus cajones.

El edificio del Archivo y la Biblioteca tiene acceso directo desde la calle, que utilizan investigadores y estudiantes para revisar las copias de manuscritos y certificados que han recopilado de más de 30 países y conservan en microfilmes.

Su entrada la custodia Berthe Elzon-Babehi, de 84 años, la recepcionista y una memoria viva que narra a Efe como fue enviada por sus padres desde Lyon a los Alpes (Francia) para ocultarse con una viuda y sus hijos, tras ser advertidos de una detención por participar en movimientos de resistencia. “Viví tres años como una cristiana, iba a misa e inventaba historias para disimular.

Esa mujer, Madam Massona, me cuidó y me salvó cuando la Gestapo (policía de la Alemania nazi) fue a arrestar gente a la villa”, relata sobre su infancia a los nueve años. Hoy el nombre de Madam Massona se recuerda en el museo.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas