“Música con contenido obsceno puede influenciar comportamiento de las personas”, dice psiquiatra

“Música con contenido obsceno puede influenciar comportamiento de las personas”, dice psiquiatra

Persona escuchando música (Fuente externa)

La psiquiatra y terapeuta familiar, Carmen Ramírez, informó que desde hace mucho tiempo diversos informes confirman que la música con contenido obsceno y ritmo estridente puede influenciar de manera negativa en el comportamiento de las personas que la escuchan, provocando que sean más impulsivas, violentas y agresivas.

Ramírez aseguró que en los niños ese efecto es peor porque son personas que están en pleno desarrollo y moldeando su personalidad, por lo que es necesario entender que exponerlos a ese tipo de música, que denigra y sexualiza el papel de la mujer en las relaciones y en la sociedad, puede deformar su visión de la sociedad.

Asimismo, explica que el acceso constante a ese tipo de música también les va a dar permiso de ver como algo natural dicho comportamiento frente a la mujer.

“He visto que los niños que están expuestos a estos contenidos tienen una conducta más agresiva y denigrante, se les hace más difícil entender la igualdad entre hombre y mujer”, manifestó.

Oyendo música (Fuente externa)

Entrevistada en el programa Toque Final con Julio Martínez Pozo, que se transmite por Antena 7, la psiquiatra precisó que los niños que no son expuestos a este tipo de contenido siguen manteniendo un grado de pudor, son respetuosos de las relaciones y aprovechan los valores de una manera más eficiente.

Lee más: Tin Tin Riva,  rapero que no vende música obscena

Consideró que los padres y los maestros cuentan con herramientas que deben usar porque tienen bajo su tutela a los niños, permanecen diariamente un tiempo con ellos y tienen la oportunidad de mostrarles un ejemplo de éxito basado en los valores, logros y respeto.

La terapeuta familiar dijo que una muestra de eso es el ejemplo de que, en todos los barrios, por más populosos y pobres que sean, se pueden ver maestros y padres entregados y niños que emulan los buenos ejemplos.

Destacó que, aunque fuera del hogar los niños pueden ser expuestos a contenido no adecuado, existan vecinos que actúen de manera negativa y desafiante, se puede hacer la diferencia con los hijos e hijas, siempre que se utilicen las buenas herramientas que se tienen, por ejemplo: el tiempo para realizar actividades con ellos que refuercen el compromiso con los buenos valores.

En tanto, la psiquiatra consideró que la escuela, donde unas adolescentes grabaron un video en ropa interior, debe ser intervenida y que se incluya asesoramiento de crianza a sus familias para que fortalezcan sus debilidades.

La música relaja (Internet)
También leer: Letras explícitas de música urbana ¿un virus aún sin vacuna?

“Necesitan asesoría directa y seguimiento porque se nota en las actuaciones de estas niñas que las debilidades son las que están dominando”.

Precisó que todos los niños de esa escuela deben tener una intervención para que puedan entender y procesar ese evento y al mismo tiempo, manejarlo de modo que no vuelva a suceder, aprender sobre valores, educación sexual y saber que no deben exhibir sus partes íntimas o convertirlas en un material de lucro.

Indicó que la intervención debe incluir a los maestros y a las autoridades de esa escuela porque esas jóvenes no estaban bajo supervisión y aseguró que cuando los niños están sin supervisión pueden incurrir en acciones que los colocan en diversos riesgos.

La terapeuta familiar dijo que es necesario ir un poco más allá, saber quién o cómo se incitaron esas niñas a realizar esa actividad, si fueron inducidas por un adulto o extorsionadas en algún reto.

Consideró, además, que en los centros educativos se debe revisar como se está manejando la cadena de seguridad, la educación sexual y los valores personales con cada uno de los niños para que no se vuelva a repetir un hecho como este o más llamativo.

Niños solos en casa

Por otro lado, la psiquiatra lamentó la situación de muchos niños y niñas del país que se quedan al amparo de nadie cuando sus padres, madres o tutores salen a trabajar, tras asegurar que son infantes que nacieron en este estado y que necesitan protección.

“Es una situación de la que el Estado dominicano no se ha dado cuenta o no ha podido establecer las herramientas de manera generalizada para su atención” expresó Ramírez.

Dijo que una ineficaz planificación de la familia, tanto cuando nacen los hijos, como al cuidado de quien se quedan, hacen que queden solamente al amparo del Estado, que a su entender todavía no tiene planes que puedan guiarlos para que se rolen en actividades positivas y productivas.