Nacimientos, esencia de la auténtica Navidad

La Navidad es una festividad  llena de tradiciones, y éstas van desde la música que  se escucha, los adornos, la comida y  el árbol, hasta el nacimiento o belén, muy característicos los países cristianos, especialmente los latinos.

El nacimiento o belén es una representación del lugar  donde nació Jesús y que se coloca usualmente  debajo de los árboles de Navidad.

El belén representa por lo general a Jesús, María y José en un pesebre, o según otras tradiciones, en un establo, granero o cueva, donde, según Lucas 2,7 nació el Niño. La tradición los acompaña de una mula y un buey, según el relato de los evangelios.  También puede incluir  representaciones de los pastores reunidos para adorar al recién nacido, de los tres Reyes Magos con sus ofrendas, ángeles y de la estrella de Belén.

Versatilidad

Dependiendo del lugar donde se exhiba, es hecho  en diferentes materiales. Los más sencillos vienen tallados en madera, o hechos de figuras de arcilla. También están los más más finos y elegantes, elaborados en porcelana o cerámica.

Historia de los belenes

En 1223 san Francisco de Asís dio origen a los pesebres o nacimientos, en una ermita de Greccio. Pero en un principio, la escena del nacimiento de Cristo era representada por personas reales dentro de un establo con animales, no con figuras de cerámica o barro.

En este primer nacimiento, san Francisco ya incluía al buey y al asno.

Posteriormente en el siglo XIV, la idea de los nacimientos se consolidó como tradición en la península itálica. En Nápoles, el rey Carlos III promovió la difusión de los nacimientos en España. Aunque los frailes franciscanos ya empezaban a difundirlos desde el siglo XIII, al igual que en Alemania.

Con el Renacimiento y el periodo barroco, la decoración de los nacimientos cobró fuerza y se volvió un arte. En América, los franciscanos usaron los belenes como método de evangelización. Fue allí donde comenzaron a ser anacrónicos, ya que incluían animales y plantas americanas, que en Palestina no se conocían en esa época.

Tipos de belenes

Hay nacimientos  bíblicos, que recrean el paisaje, los personajes, los enseres y las costumbres que había en Palestina en el momento del Nacimiento del Salvador. 

Los populares, que son los realizados sin ajustarse a la historia y sin trabajar la perspectiva,  alternan los materiales tradicionales como el corcho, el serrín, el papel de plata, las figuras de oficios desconocidos en Palestina como la castañera,  árboles de plástico y la mezcla de figuritas de diversos tamaños sin  armonía.

Los modernos

Así se denominan los construidos con materiales de diversa procedencia, como las conchas, el fieltro, botellas, etc., con las que montan figuritas graciosas y artísticas sobre una base original.

Zoom

Curiosidades de belenes en el mundo

1. En Cataluña se incluyen unas figuras llamadas caganer que representa a un campesino en el acto de la defecación.

2. En Provenza, al sur de Francia, los belenes incluyen centenares de figurines de arcilla pintados llamados santóns, que representan todos los oficios y profesiones tradicionales de la región. Debido a su valor cultural, los santóns se coleccionan más allá de su uso en el portal.

3.  En Guatemala, México, Colombia, Venezuela, Perú y Chile, la figura del Niño no se coloca hasta la llegada de la Navidad, fecha en que se celebra su nacimiento, y luego de ser “arrullado” es colocado entre José y María.