Nación a la  expectativa sobre salida darían PRD y PLD a crisis

http://hoy.com.do/image/article/674/460x390/0/8F148492-8F21-43D8-8E0B-5F390E989174.jpeg

Las expectativas del país estarán centradas hoy en el acuerdo a que podrían arribar   los partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y de la Liberación Dominicana (PLD) en torno a la crisis que afecta a la Junta Central Electoral (JCE), durante el segundo encuentro que sostendrán a las 5:00 de la tarde con Monseñor  Agripino Núñez Collado como mediador.

Allí, Orlando Jorge Mera, secretario general del PRD, y Reinaldo Pared Pérez, del PLD, presentarán las respuestas que los organismos de dirección y  los candidatos de sus respectivas organizaciones políticas dieron al planteamiento inicial que hicieran ambas respecto a cómo solucionar el problema en la JCE.

Antecedentes. La crisis en la JCE se inició  tras la renuncia del Administrador General de Informática, Miguel Ángel García, notificada el 26 de septiembre del 2011, y conocida y aprobada por el Pleno del organismo en su sesión del día 29.

Las razones que habrían motivado la dimisión de García comenzaron un mes antes, es decir, el 29 de agosto, cuando el presidente de la JCE, Roberto Rosario, remitió un correo electrónico al director de Informática, Franklin Frías, quien a su vez se lo envió a García, pidiéndoles ponerse de acuerdo entre ellos y coordinar una reunión para tratar la “situación departamental”.

Por la misma vía, García  contestó a Rosario que en esa oportunidad se le hacía imposible “complacerle”, porque después de casi ocho años de intentos, “no ha habido un día en que Frías demuestre compenetración, respeto, colaboración profesional y trabajo en equipo con quien suscribe”.

Ultimatum de Rosario. A través de su BlackBerry, Rosario respondió  a García: “Lamento esa decisión, eso significa que desde la Presidencia se designarán los roles individuales de cada cual, entonces que sea así”.

 No obstante esta respuesta, García dice que hizo ingentes esfuerzos por  ver  a Rosario para explicarle personalmente lo tratado por correo electrónico sobre la conducta de Frías, y ante la imposibilidad de verlo,  decidió enviarle una carta el 22 de septiembre, expresándole que “  su actitud de dividir las funciones puestas bajo mi responsabilidad   están  fomentando en la práctica  un “Administrador General de Informática paralelo”, al tiempo que le reitera su disposición de comunicarle personalmente esas y otras consideraciones que han venido derivándose del interés manifiesto de  dividir  las funciones a su cargo, “así como otros aspectos fácticos que me mueven a preocupación”.

Ante el silencio de Rosario, el 26 de septiembre García presentó su formal renuncia.

¿Un plan?  El 3 de octubre el doctor Eddy Olivares acusó al presidente de la JCE  de haber orquestado un “plan perverso” para forzar la salida de García del Centro de Cómputos, lo que motivó que Rosario tuviera que realizar una serie de reuniones con los partidos para ofrecerle explicaciones.

Palos a ciega.  Rosario relegó a los demás miembros de la JCE  del problema, lo que  provocó que el 20 de octubre Olivares le solicitara  convocar al Pleno para discutir el tema, designar  un  nuevo Administrador  de Informática;   fijar fecha  para una audiencia pública con los partidos, y conocer de la sustitución de Frías. Al otro día, 21,  Rosario presentó a los partidos una propuesta suya para   crear una Gerencia de Informatica Electoral integrada por el Director de Informática (Frías) y dos subdirectores a  ser elegidos por consenso entre los partidos políticos.

El rechazo a Frías

Después de  presentar su  proyecto personal a los partidos, Rosario  convocó al Pleno el 26 de octubre para conocer  la propuesta de Olivares. Rechazada la propuesta de Olivares, entonces convocó    una audiencia pública el 8 de noviembre en curso  para  escuchar la opinión de los partidos sobre su propuesta de  una Gerencia de Informática con Frías a la cabeza. Muchos  la respaldan,  pero están divididos con  la inclusión de Frías.