Nadal el Rey de París silencia una vez más a quienes dudan de él en la cancha

Spain's Rafael Nadal bites the cup after defeating Austria's Dominic Thiem in their men's final match of the French Open tennis tournament at the Roland Garros stadium in Paris, Sunday, June 9, 2019. Nadal won 6-3, 5-7, 6-1, 6-1. (AP Photo/Pavel Golovkin)
Spain's Rafael Nadal bites the cup after defeating Austria's Dominic Thiem in their men's final match of the French Open tennis tournament at the Roland Garros stadium in Paris, Sunday, June 9, 2019. Nadal won 6-3, 5-7, 6-1, 6-1. (AP Photo/Pavel Golovkin)

Hace tan solo un mes el propio Rafael Nadal dudaba que pudiera ganar otra vez el Abierto Francés de tenis.
No era el único. Pero eso no era nada nuevo: Desde hace años que la gente se bien preguntando hasta cuándo aguantará su físico, hasta dónde extenderá sus fenomenales resultados en Roland Garros, cuándo surgirá un jugador con el suficiente talento y vigor para arrebatarle el título de Rey de las Canchas de Arcilla.
Esta vez era Nadal el que albergaba dudas. Por primera vez desde el 2004, no había ganado un solo título en los primeros cuatro meses del año. Terminó la temporada pasada con problemas en la rodilla derecha, se tuvo que operar un tobillo y abandonó un partido en marzo al inflamársele de nuevo la rodilla. Los problemas físicos parecían apilarse. “Demasiadas cosas en los últimos 18 meses. Por eso lo de las últimas semanas fue algo muy, muy especial”, declaró Nadal tras conquistar su 12do título de Roland Garros con una victoria 6-3, 5-7, 6-1, 6-1 sobre Dominic Thiem.
“Estaba agotado mentalmente. Mental y físicamente”, expresó. “Pero siempre me enfoco en el aspecto mental”. Todas las tribulaciones de las que habló parecieron irrelevantes en la final, un partido que arrancó reñido pero que el español liquidó llevándose 12 de los últimos 14 games.
Fue su 18vo título grande y lo dejó a dos de Roger Federer, el tenista que más veces se ha coronado en torneos de grand slam. La gran enseñanza que dejó la victoria fue histórcica.