Narco, corrupción e inseguridad ciudadana oscurecen el presente

http://hoy.com.do/image/article/483/460x390/0/39DABEE0-D062-47CC-B2B8-1EF7E6AEBB42.jpeg

La doctora Aura Celeste Fernández  afirmó ayer que el país está ensombrecido por el auge del narcotráfico, la debilidad y penetración de las instituciones públicas y privadas, la corrupción y la inseguridad ciudadana.

Advirtió que debido a la indefensión en que se encuentra la sociedad  para revertir esos graves problemas, y las constantes quejas, ya muchos comienzan a aceptarlos como algo normal.

“Ante tantas sombras que oscurecen el presente de la República Dominicana,  se necesitan hombres y mujeres capaces de hacer organizaciones políticas más transparentes, democráticas, éticas y participativas, para beneficio de nuestra maltratada y burlada sociedad”, consideró la juez titular de la Junta Central Electoral (JCE).

La magistrada Fernández habló en esos términos al pronunciar un discurso en en el acto de clausura del III Diplomado de “Democracia, Gobernabilidad y Liderazgo Político”, impartido en la Escuela Nacional de Formación Electoral y del estado Civil (Efec), de cuyo Consejo Directivo es coordinarora.

El curso estuvo dirigido a dotar de capacidades y conocimientos a los dirigentes de los partidos políticos y líderes de organizaciones comunitarias sobre los valores ciudadanos y la cultura democrática.

Agregó que estos tiempos convocan y  obligan cada día a mantener la lucha por la democracia auténtica y la defensa indeclinable de la dignidad de los dominicanos, sin reparos ni condiciones. “Su alta calidad humana, su sentido ético, su respeto y compromiso con principios, nos alienta a pensar que podrían ser ustedes un rayito de luz en medio de tantas sombras”, dijo a los graduandos.

El reclamo

La doctora Aura Celeste Fernández consideró que ante la proximidad de las elecciones congresuales y municipales no es ocioso reclamarle una vez más a los actores políticos y a las demás instancias del poder político y económico del país, redoblar los esfuerzos y el compromiso por un proceso electoral transparente, precedido de una campaña política “donde no esté presente el clientelismo, el uso de recursos públicos y de origen ilícito, sino que asistamos al debate de ideas y propuestas de programas…”