Negociaciones entre Chipre y la troika aún tropiezan con varios escollos

NICOSIA. AFP. Las negociaciones entre Chipre y la troika aún tropezaban hoy con varios escollos para recaudar los miles de millones de euros necesarios para la obtención de un plan de rescate, a menos de 48 horas de la expiración de un plazo del BCE amenazando con cortar la liquidez a los bancos chipriotas.  

En la isla mediterránea, donde los bancos están cerrados desde hace una semana y en donde todos los giros a través de internet están bloqueados, la situación se volvía crítica para numerosas empresas, incapaces de pagar a sus proveedores.  

Centenares de empleados de bancos se manifestaron el sábado en la tarde en Nicosia, donde las autoridades estaban inmersas en una carrera contrarreloj para cerrar con sus socios europeos un plan de rescate de los bancos y de la economía de la isla.  

Chipre debe encontrar de aquí al lunes 7.000 millones de euros -más de un tercio de su PIB-, para desbloquear la ayuda internacional de 10.000 millones de euros de la troika (Unión Europea-FMI-BCE) y obtener que el Banco Central Europeo (BCE) siga suministrando liquidez de urgencia a sus bancos.  

El ministro chipriota de Finanzas, Michalis Sarris, aseguró que se produjeron “progresos significativos” en las conversaciones celebradas este sábado en Chipre con la delegación de la troika, pero advirtió que todavía quedan “varios temas” por resolver sobre la manera de recaudar varios miles de millones de euros a cambio de un plan de rescate para la isla mediterránea.  

Si no se alcanza un acuerdo aceptable, el Banco Central Europeo (BCE) anunció que el lunes cortará la liquidez a los bancos de Chipre.  

Sarris indicó que los expertos estaban examinando los detalles de las propuestas de Chipre para recaudar los 7.000 millones euros.  

“Muchos aspectos no plantean problemas pero hay dos o tres cuestiones (que todavía deben ser discutidas) para las cuales debemos estar seguros de que no habrá sorpresas más tarde”, añadió.  

Otra reunión con la delegación se llevaba a cabo actualmente.  

“Todo dependerá del progreso (de las discusiones) pero creo que (la propuesta) estará lista de aquí a final de la tarde o a primera hora de la noche y podrá ser discutida en el Parlamento”, indicó.  

Señal de la importancia que este caso tiene para la Unión Europea, la cumbre UE-Japón prevista para el lunes fue postergada sine die y los ministros de Finanzas de la zona euro se reunirán el domingo por la noche en Bruselas para buscar una solución a la crisis.  

El portavoz del gobierno chipriota, Christos Stylianides, indicó que el presidente, Nicos Anastasiadis, decidirá si viaja o no a Bruselas a lo largo del día en función de los resultados que se obtengan de la reunión que se está celebrando en el ministerio de Finanzas.  

Los ministros de Finanzas de la Eurozona se reunirán el domingo a las 17H00 GMT en Bruselas para intentar cerrar el plan de rescate que permitirá a Chipre evitar la quiebra, anunció el presidente del Eurogrupo.  

“Mañana, a las 18H00 (locales), Eurogrupo sobre Chipre, en Bruselas”, escribió en su cuenta twitter Jeroen Dijsselbloem, confirmando así que la reunión con la presencia de los ministros y no telefónicamente.  

Esta reunión, anunciada ya por varias fuentes europeas el viernes, no había sido aún confirmada oficialmente. Su celebración efectiva está ligada al progreso de las negociaciones entre la troika de acreedores de Chipre y las autoridades del país.  

Sobre la reestructuración de los bancos chipriotas, el principal aspecto del plan, se indicaba el sábado de fuente europea que el desmantelamiento del banco Laiki, uno de los mayores del país, era un hecho.  

Por el contrario las negociaciones continuaban el sábado en la noche sobre la suerte del primer banco de la isla, Bank of Cyprus.  

Con respecto a la tasa sobre los depósitos bancarios, era un hecho que no se aplicará a los depósitos inferiores a 100.000 euros, como estaba previsto en el plan inicial la semana pasada. Pero la tasa que se cobrará por encima de los 100.000 euros no había sido establecida aún.  

En Nicosia, donde la actividad parece ir a cámara lenta, numerosos cafés, restaurantes y gasolineras no aceptan los pagos con tarjetas de crédito ni cheques.  

El jefe de la poderosa Iglesia ortodoxa de Chipre, el arzobispo Chrysostomos, que puso la fortuna eclesiástica a disposición del Estado ante el riesgo de quiebra, es favorable a una salida a plazo de la zona euro, en una entrevista publicada este sábado en Grecia.