Nelson Norman
Nació para estar toda su vida en la actividad de béisbol

Nelson Norman, ha estado ligado al béisbol durante toda su vida, nació en una tierra que  germina béisbol, pues está considerada como la mayor productora de talentos que han llegado a las grandes ligas.

“Nací en el béisbol, vivo en béisbol y seguiré toda mi vida ligada al béisbol”, así se expresó el ex jugador de grandes ligas y actual coach asistente del manager de los Tigres del Licey.

El ex paracorto que jugó durante 13 temporadas en el béisbol de invierno con tres combinados.

Recuerda que cuando terminó el bachillerato en San Pedro de Macorís, su pueblo natal, su madre quería que él fuera un profesional, pero él  siguió  en la práctica del béisbol. “Me gustaba mucho el béisbol, le dije a mi madre que  llegaría a las grandes ligas, ella me complació y siempre me apoyó para que siguiera jugando”, manifestó. Al ser entrevistado por redactores de Hoy, el caballeroso deportista manifestó que  el momento más feliz en su carrera como jugador de béisbol, fue el  día  20 de agosto, que debutó en grandes ligas con los Rancheros de Texas,  en choque contra los Marineros de Seattle, en  la  Liga Americana.

Béisbol dominicano

Con relación al béisbol dominicano, manifestó que es difícil dirigir, pues hay muchos intereses, además que el fanático dominicano es un gran conocedor del béisbol.

“Para uno dirigir en el  país hay que tener mucho cuidado, pues cada fanático es un  managar, pues conocen muy bien sobre el  desarrollo de un partido”, manifestó.

Norman debutó en el béisbol profesional en la temporada de 1976-77, con las Aguilas Cibaeñas, sustituyendo a un gran jugador a Franklin Taveras, uno de los mejores paracortos  de todos los tiempos en el béisbol dominicano.

Durante siete temporadas brilló con las Aguilas, donde ganó campeonatos  de invierno, además participación en Serie del Caribe, con el popular conjunto.

Luego en la temporada de 1984-85, pasó a los Caimanes del Sur, por dos campañas, en 1986-87 pasó a las Estrellas, luego en 1988-89 y 1989-1990, participó con las Estrellas, donde anunció su retiro.

Su participación en el béisbol criollo incluyó 600 partidos;  1,990 visitas al plato; con 217 carreras anotadas; con 487 imparables; 63 dobletes; 13 triples; tres cuadrangulares; 194 carreras empujadas; 215 bases en bolas; 129 ponches y 24 bases robadas.

Jornada en GL

Su  actuación en las grandes ligas,  incluyó a tres tres equipos,  los Rancheros de Texas, Piratas de Pittsburg y Expos de Montreal, donde se retiró en 1987.

Durante su  estadía de seis temporadas en las mayores, participó en 198 juegos; con 429  turnos al bate y 95 imparables. Manifestó que debido al talento   se tendrá que  ampliar a dos equipos más,  en el torneo.

Las claves

Resalta fanaticada

El ex jugador de grandes ligas, apuntó que la fanaticada dominicana tiene un amplio dominio sobre los fundamentos del béisbol.

2. Hijos no siguieron sus pasos

Norman manifestó que sus hijos no seguieron sus pasos en jugar béisbol, pero fueron a la universidad donde se graduaron como profesional. Se siente orgulloso de la educación de sus hijos.

3. Recibió apoyo de sus padre

Cuando decidió  jugar béisbol, para seguir los pasos de los jóvenes de San Pedro de Macoris, recibió el apoyo de sus padres, para que triunfe en este deporte, que ha dado tanto buenos  jugadores en la ciudad.