Niega cambio en Código de Trabajo genere empleos

Rafael Camilo expone ante los directivos de la AIRD y los asistentes al desayuno temático

Una reforma al Código de Trabajo no llevaría a crear empleos formales, contrario a lo que afirma el sector empresarial dominicano, ya que lo importante sería modificar la estructura productiva que permita generar más empleos, aumentar el crecimiento y las exportaciones.

Así lo afirmó el superintendente de Bancos, Rafael Camilo, quien expresó que contrario a la campaña actual de promover la reforma del Código de Trabajo para que se generen empleos formales, esta ley no tiene nada que ver con los empleos formales e informales.

Explicó que la poca generación de empleos formales actualmente, se debe a que se necesita un cambio en la estructura productiva. Dijo que los sectores transables (agricultura, manufactura local, zona franca, minería y turismo) generaron 230 mil empleos en los años 90 y en los últimos 13 años solo han generado 60 mil empleos formales.

Camilo, al participar en un desayuno temático organizado por la Asociación de Industrias del país (AIRD), recordó que el Código de Trabajo data de 1992, lo que evidencia que no fue un problema en ese entonces y que ahora no lo es.

Al respecto, la presidenta de la AIRD, Ligia Bonetti, afirmó que las principales causas de la informalidad a nivel laboral son las altas cargas tributarias y laborales que existen. Dijo que difiere que disminuir esas cargas laborales no va a crear empleos.

En ese orden, Camilo expuso que sí existe una carga laboral excesiva para las empresas, pero no es solamente el Código de Trabajo que da esas cargas. “No es por el código laboral vigente que no se ha generado empleo, sino por los sectores productivos, que han cambiado. Por ejemplo, el sector que aporta el 30% del PIB, que son las telecomunicaciones, no genera empleos ni informal ni formal”, dijo.

Camilo dijo que un crecimiento económico basado en sectores no transables (transporte, comunicaciones y servicios básicos) no es sostenible porque no genera los recursos para financiar el crecimiento, solo está limitado al mercado interno, no lleva a productividad, por lo tanto no se generan divisas y se mantiene el déficit de la cuenta corriente siempre alto.

Indicó que la economía ha ido perdiendo competitividad y que se necesita un grupo de reformas que reviertan esa situación y que incremente la capacidad exportadora del país para lograr un crecimiento sostenido en el tiempo.

De su lado, Circe Almánzar, vicepresidenta de la AIRD, resaltó que una de las razones por la que los sectores transables han decrecido es por la estructura de costos, que es muy alta, e incide también el tipo de cambio.

Solo una ley de incentivos. El superintendente de Bancos también entiende que debe haber una sola ley de incentivos a las exportaciones para sectores específicos y estratégicos, no leyes genéricas. Estos sectores se pueden elegir con un consenso entre el sector público y privado y que se fijen metas de exportar, generar empleos, producción e inversiones para los sectores a los que se les asignen los incentivos. Y que los mismos se otorguen por un tiempo limitado.

De su parte, la presidenta de la AIRD refutó estas declaraciones, pues una sola ley de incentivos solo acomodaría a las autoridades sin tomar en cuenta los incentivos que otorgan los países competidores. También defendió la Ley de Proindustria, que ha generado empleos y el 73% de las empresas acogidas ha exportado.

Camilo agregó que los productos con mayor potencial para incrementar sus exportaciones son artículos de tela, textiles, agricultura, manufacturas eléctricas, para el hogar, muebles y material para la construcción.