Niega interese a evangélicos “hacer negocio”

Las iglesias evangélicas no pretenden obtener beneficios a través del proyecto de ley de asociaciones religiosas que conoce la Cámara Baja, declaró ayer el reverendo Braulio Torres, presidente del Consejo Nacional de Iglesias.

En respuesta a las objeciones planteadas en vistas públicas por el Episcopado Dominicano al referido proyecto, Torres dijo que las iglesias protestantes tienen el mismo derecho que la Iglesia Católica a llevar el evangelio a los recintos carcelarios, a los hospitales o a las Fuerzas Armadas.

Rebatió los criterios del clero católico en el sentido de que el proyecto en discusión incentivaría intereses económicos.

El presidente del Consejo Nacional de Iglesias, Braulio Torres, negó que la comunidad evangélica pretenda conseguir beneficios a través del proyecto de ley de asociaciones religiosas que sometió a la Cámara Baja el diputado Carlos Peña, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

En tal sentido,  consideró que las iglesias protestantes tienen el mismo derecho que la iglesia católica a llevar el evangelio a los recintos carcelarios, a los hospitales, o a las Fuerzas Armadas, e inclusive a que el Estado les construya templos religiosos.

Al ofrecer las declaraciones en el programa “El Día”, que se transmite por Telesistema, criticó que los sacerdotes que llevaron a la Cámara de Diputados un documento oponiéndose al proyecto,  alegaran  que permitir que cualquier religión  realice matrimonios podría convertirse en un negocio.

“Quien  se ha lucrado en los últimos 53 años con un contrato como el concordato es la iglesia católica”.