Niega llamara brutos a oficiales civiles

http://hoy.com.do/image/article/337/460x390/0/9C6F869E-93E0-411C-96A0-01EE401D0405.jpeg

La conocida jueza de la JCE desmintió ayer, mediante una carta, que en algún momento calificara de brutos a los oficiales civiles, como  publicó este diario.

En respuesta a una información publicada en este diario, en su edición de ayer, la magistrada de la Junta Central Electoral, doctora Aura Celeste Fernández, envió una carta al director ejecutivo de HOY, licenciado Bienvenido Álvarez Vega, la cual se publica íntegramente a continuación:

“Distinguido Señor Director:

Luego de saludarle cortésmente me dirijo a UD. para solicitarle que tenga a bien desmentir, en el mismo lugar en que fue publicada, la información que en portada de la edición de ese prestigioso Diario de este domingo, me atribuye de forma incorrecta e inexplicable, haber utilizado el término “bruto” para referirme a los Oficiales del Estado Civil, lo que desmiento de manera categórica.

Asimismo hago constar, que la periodista que sirvió la noticia, en el cuerpo de la misma, ha desvirtuado completamente el sentido de las palabras y exhortaciones que tuve a bien pronunciar en el día de ayer, en el acto de apertura de la II fase del curso-taller de actualización y unificación de prácticas y procedimientos legales de los oficiales del estado civil, en la Escuela Nacional de Formación Electoral y del Estado Civil (EFEC), de la que coordino su Consejo Directivo.

Señor Director, es oportuno que le exprese que en mi vida pública y privada nunca acostumbro a utilizar epítetos despectivos para referirme a las personas, y como podrá UD. entender no pude hacerlo en un escenario académico al que convocamos a 26 Oficiales del Estado Civil (no “jueces civiles” como dice el titular del periódico) y sus Asistentes Administrativos, desde igual número de municipios de la región sur del país, para precisamente fortalecer la tarea que estamos llevando a cabo de saneamiento e institucionalización del registro civil de la República Dominicana.

Señor Director, mis palabras en el día de ayer fueron de exhortación para que nos esforcemos en brindar un cada vez mejor servicio a los ciudadanos/as y jamás hubo expresiones negativas y de reproche, como lo traduce la  periodista. Todo lo contrario, en ese escenario hablamos de los valores que en cada comunidad debe modelar un Oficial del Estado Civil; de la necesidad de actuar de manera coherente en su función pública y en su vida privada; de asumir conciencia de que ellos son autoridades de alto nivel, en cuanto oficiales públicos que tienen en sus manos administrar los actos más sagrados de la vida civil de las personas, como son el nacimiento, el matrimonio, la defunción, el reconocimiento de paternidad, la adopción, entre otros.

Les hablé Señor Director, de la importancia de dar el servicio con sentido de misión, independientemente del salario que se perciba, siempre garantizando la calidad, pulcritud y sentido humanista.

Les di la bienvenida a la Escuela y les dije que a través de ella íbamos a aprender mucho de ellos. Que su presencia era fundamental porque ellos son los que están en cada municipio en contacto con la gente, en el día a día y que en esos encuentros, al escucharlos e interactuar, podemos generar entre todos, autoridades del registro civil, jueces de la JCE, un círculo virtuoso que permitirá un ambiente de crecimiento, de acumulación de experiencias y conocimiento.

Les manifesté Señor Director, que la JCE se siente confiada en el servicio de ellos y que es necesario que mantengan una buena supervisión de sus empleados, porque además del manejo ético e impoluto debíamos hacer sentir a cada ciudadano/a que va a cada oficialía como alguien importante, especialmente con los más humildes. Que debíamos ser claros cuando había alguna dificultad para rendir un servicio rápido porque la gente tiene capacidad para comprender cuando se le explica claro cualquier inconveniente y cuando se le atiende con respeto. Les manifesté que desde la Escuela vamos a ofrecerles cada vez más cursos de actualización y formación y que en el día de ayer estábamos impartiendo otro sobre tecnología de la información, también a Oficiales del Estado Civil. Nunca los referí a centros académicos como dice la periodista.

Note UD. Señor Director, la diferencia entre mis palabras en el citado evento y los supuestos reproches irrespetuosos, que la periodista de ese diario me atribuye.

Señor Director, me he cuidado al defender mis posiciones y puntos de vistas de no hacer generalizaciones sobre sectores y grupos y de no faltarle el respeto a las personas, por lo que UD. entenderá mi malestar al encontrarme en una primera plana de ese prestigioso periódico atribuyéndoseme expresiones completamente divorciadas de la verdad. Imagínese la impotencia que se siente al no poder revertir un hecho consumado, como la publicación de marras.

Le agradeceré escuchar las grabaciones que la periodista pudiera tener. En la Escuela se grabó mi intervención, la que está a su disposición.

Anticipándole las gracias por la atención que la presente pueda merecerle, me despido de UD. con elevada consideración y estima.

Muy atentamente,

Aura Celeste Fernández
Jueza Junta Central Electoral”. 

La frase

En mi vida pública y privada nunca acostumbro a utilizar epítetos despectivos para referirme a las personas y, como podrá UD. entender, no pude hacerlo en un escenario académico”.