Niega reclamar

MIAMI (AFP).- El presidente estadounidense George W. Bush volvió a negarse ayer, lunes, a reclamar una tregua inmediata en Líbano, esgrimiendo el derecho de Israel a defenderse, rechazando además participar de una fuerza multinacional, lo que augura difíciles discusiones en el Consejo de Seguridad de ONU en procura de parar los bombardeos que diezman civiles.

Bush insistió en el derecho de Israel a defenderse y en la responsabilidad de Hezbolá en el conflicto, al día siguiente del bombardeo de la ciudad libanesa de Cana, donde más de 50 civiles, en su mayoría niños, resultaron muertos por el Ejército israelí.

Bush repitió que Estados Unidos trabaja “con urgencia” en una paz “duradera” y “viable” que pasará por restaurar la soberanía del gobierno libanés sobre la totalidad del territorio y por el despliegue “rápido” de una fuerza multinacional.