Niegan renuncia de vice Siria; arrecia bombardeo rebeldes

CERCA DE ALEPO, Siria. AFP.  Zonas controladas por rebeldes seguían siendo blanco ayer  de bombardeos por parte del ejército sirio, al tiempo que el gobierno desmintió la deserción de su vicepresidente, ampliamente anunciada por televisiones árabes citando a fuentes insurgentes.

  El vicepresidente “Faruk al Shara no ha pensado en ningún momento en irse del país”, señaló la televisión pública citando un comunicado de su oficina pero sin mostrar imágenes suyas.   Shara, la personalidad sunita más prominente del poder alauita, es un hombre de confianza del régimen y fue durante quince años jefe de la diplomacia, antes de convertirse en vicepresidente en 2006.   Varias cadenas árabes habían anunciado su deserción a Jordania, citando a los insurgentes.   En un comunicado, la comandancia del Ejército Sirio Libre (ESL, rebelde) afirma que según “informaciones preliminares, habría habido un intento de deserción” que se “terminó en fracaso”.   Para Abdo Hussameddin, ex ministro sirio de petróleo y quien abandonó el país en marzo, Shara habría tratado de escapar del país aunque “desde hace cierto tiempo se encuentra en una vivienda vigilada.   Últimamente el régimen sirio se ha visto sacudido por deserciones de altos cargos, como la del primer ministro Riad Hijab o la del general Manaf Tlass, el oficial del ejército de mayor rango en haber abandonado el régimen.

Su posición

Shara es favorable a “una posición unificada del Consejo de Seguridad de la ONU para que (Brahimi) pueda llevar a cabo su difícil misión sin obstáculos”, señala la nota.   Brahimi, de 78 años, sustituye en el cargo a Kofi Annan, que presentó su renuncia ante el fracaso de su plan de paz.  

Pero el nuevo enviado de Naciones Unidas y la Liga Árabe para Siria dijo confiar poco en que se pueda poner fin a la guerra civil en el país árabe. “En lo que confío es en que voy a poner todos mis esfuerzos, voy a hacer lo máximo posible”, declaró a la cadena informativa France 24.