Nike en debate por tecnología a favor corredores

FILE - In this Jan. 13, 2019, file photo Portland Trail Blazers forward Zach Collins (33) wears a pair of Nike Hyperdunks in the first half of an NBA basketball game in Denver. Nike is ending a sales partnership with Amazon less than a month after the athletic gear company named e-commerce veteran John Donahoe as its new CEO.   (AP Photo/David Zalubowski, File)
FILE - In this Jan. 13, 2019, file photo Portland Trail Blazers forward Zach Collins (33) wears a pair of Nike Hyperdunks in the first half of an NBA basketball game in Denver. Nike is ending a sales partnership with Amazon less than a month after the athletic gear company named e-commerce veteran John Donahoe as its new CEO. (AP Photo/David Zalubowski, File)

Era el 12 de octubre de 2019 cuando el keniano Eliud Kipchoge corrió los 42.2 kilómetros de la prueba del maratón por debajo de la barrera de las dos horas, rompiendo una marca que muchos creían imposible.
Un día después, su compatriota Brigid Kosgei destrozó el récord en la rama femenil. ¿Qué tuvieron en común este par de corredores? Los tenis en sus pies.
Kipchoge hizo la prueba usando un prototipo de tenis de Nike del modelo ZoomX Vaporfly Next. Kosgei estaba usando una versión reciente de la zapatilla, cuyo precio ronda los 250 dólares.

Sus marcas reabrieron un debate que se ha venido cocinando desde que Nike presentó este modelo en 2017. Las zapatillas tienen una placa de fibra de carbono, espuma ligera y un antepié rígido que te balancea hacia adelante.
La empresa afirma que está comprobado que disminuyen el esfuerzo de los corredores en 4 por ciento, haciendo que quienes los utilicen corran más rápido y se recuperen más rápido.

“De la nada, eres 4 por ciento mejor, no hay dudas. Probamos este tenis a través de varios rangos de velocidad y habilidad”, explicó Matt Nurse, vicepresidente del laboratorio de investigación de Nike Explore Team Sport.

La carrera que otros fabricantes de tenis disputan para producir zapatillas de alta gama con resultados similares produce una sombra de preocupación entre los críticos que apuntan a que Nike puede romper el equilibrio competitivo en este tipo de carreras en la víspera de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) está explorando si establecer algún tipo de control en las compañías de artículos deportivos o dejarlas ‘por su cuenta’, una decisión que podría marcar el comienzo de una carrera ‘armamentista’ por zapatillas de alta tecnología.

“Este no es un pequeño avance en tecnología, este es un animal completamente diferente”, advirtió Ryan Hall, un corredor de fondo retirado de Estados Unidos.
“Físicamente hablando, es muy difícil para los corredores de élite de maratón bajarle un minuto a su tiempo. Que con solo ponerte un par de tenis puedas correr dos minutos más rápido es alucinante”, dijo.

Ninguna zapatilla en el mercado genera más energía de la que un corredor pone en ella, pero los corredores profesionales han mostrado interés en recuperar algo de la fuerza ejercida en cada zancada. Durante décadas, las compañías de calzado han trabajado para alcanzar la máxima eficiencia, produciendo muchas innovaciones pequeñas y algunas grandes.

Esta nueva clase de tenis es un ‘salto’ único en una generación, según ingenieros y atletas. Y los resultados lo demuestran: los cinco maratones más rápidos se han corrido con tenis Nike con la tecnología Vaporfly (una lista que no incluye el récord de Kipchoge debido a la reglamentación de la IAAF respecto a los tiempos oficiales). Estas zapatillas se están volviendo cada vez más populares entre los corredores casuales que pueden darse el lujo de pagar 250 dólares. “Al menos para el nivel profesional, es justo decir que este momento marca una transformación en la definición del tenis para correr maratones”, dijo Carson Caprara, director senior en Brooks Sports. “Al ver de primera mano el impacto de las zapatillas en los atletas, todos se moverán rápidamente por sus corredores”, agregó.
Errónea
Hay mucha información errónea circulando sobre los zapatos. Por ejemplo, los llamados ‘detectives de internet’ aseguraron haber desenterrado una antigua patente de Nike que los hacía sospechar que las zapatillas utilizadas por Kipchoge tenían tres placas de fibra de carbono (en realidad, solo tienen una). Otros se aferraron a la física de la placa, diciendo que actúa como un resorte cuando, en teoría, la espuma en todas las zapatillas deportivas actúa como un resorte. Nike ha estado bajo los reflectores por este tipo de zapatillas.