Niño de un año y cuatro meses murió calcinado; madre dejó vela encendida y se originó fuego

vela encendida

Un niño de un año y cuatro meses de nacido murió calcinado anoche tras incendiarse la vivienda en que residía, ubicada en la calle Circunvalación del sector Paraíso Escondido, Villa Mella, Santo Domingo Norte.

Se trata del infante Joan Rafael Morillo, quien murió a causa de quemaduras en distintas partes de su superficie corporal.

El reporte preliminar del caso refiere que el infante se encontraba sólo en dicha vivienda,  donde su madre dejó una vela encendida que habría originado el fuego alrededor de las 10:00 de la noche.

Autoridades policiales iniciaron las pesquisas para determinar las reales circunstancias en que se produjo el siniestro.