Niños con diabetes tipo 1 podrán mejorar su calidad de vida con nueva medicación

Niños con diabetes tipo 1 podrán mejorar su calidad de vida con nueva medicación

La diabetes tipo 1 se caracteriza por falta de producción de insulina, por ello los niños que padecen esta enfermedad requieren una administración diaria de la hormona.

De acuerdo con la Dra. Mónica Betancur, Gerente Médico de Diabetes para Sanofi, la falta de tratamiento puede llevar al paciente a padecer daños en el corazón, vasos sanguíneos, ojos, riñones y nervios. Además, agrega, si no se tratan adecuadamente, pueden afectar la calidad de vida de los pacientes por hospitalizaciones frecuentes.

Según datos de la Federación Internacional de Diabetes, 1 millón de niños y adolescentes menores de 20 años tienen diabetes tipo 1 a nivel mundial. Además, alrededor de 98 mil menores de 15 años reciben anualmente el diagnóstico de diabetes tipo 1.

“Sabemos que esta es una población vulnerable y que la tendencia y los riesgos de desarrollar la diabetes tipo 1 está en aumento. Según la Organización Mundial de la Salud, esta es la única enfermedad del mundo que aumenta en poblaciones jóvenes. Por ello trabajamos en tratamientos que garanticen ser eficaces y seguros, pero sobre todo que le permitan desarrollar una vida normal al paciente” resaltó la Gerente Médico.

Insulina Gla-U300

La Dra. Mónica Betancur señala que los pacientes niños y adolescentes con esta condición deben ser tratados con regímenes intensivos de insulina. “Un estudio reciente refleja que la insulina Gla-U300, ha mostrado una tendencia clínicamente importante hacia un menor riesgo de complicaciones en mayores de 5 años”, señala.

La Dra. Betancur resalta la flexibilidad del medicamento ya que, al ser liberado más lentamente gracias a su mecanismo de acción más innovador, tiene una mayor duración en el organismo, lo que permite que el producto se adapte mejor al estilo de vida de los niños y adolescentes.

«Este estudio comprueba la eficacia y seguridad del medicamento Gla-U300 que ya se encuentra aprobado en (país) para niños y adolescentes y brinda la posibilidad de mantener una mejor calidad de vida para los que conviven con esta enfermedad «, finaliza la Dra. Betancur.