Niños hablarán con el Papa sobre fútbol y su pulmón

Papa Francisco,
Fuente externa.
Papa Francisco, Fuente externa.

NUEVA YORK. Uno planea hablar con el papa Francisco sobre fútbol y el otro le preguntará sobre su vida tras perder parte de un pulmón. Así serán los temas de conversación de algunos de los niños que conocerán al pontífice el 25 de septiembre en la escuela Our Lady Queens of Angels del barrio hispano de East Harlem, en Manhattan. “El equipo del papa es el San Lorenzo pero el mío es el Barcelona…y el Boca Juniors”, dijo Benjamín Grassia, de nueve años, muy serio.

Grassia nació en Estados Unidos pero sus padres son argentinos, nacidos en Tucumán, dijo. El menor es uno de los 24 estudiantes de escuelas católicas del este y centro de Harlem que saludarán a Francisco y le enseñarán uno de los proyectos que han hecho en su colegio. Se espera que el papa charle con ellos y después conozca a inmigrantes latinoamericanos en un gimnasio contiguo, dentro del mismo edificio. La visita es una de las cinco que el papa tiene agendadas en Nueva York, a pesar de que sólo pasará día y medio en la ciudad. Francisco visitará también Washington y Filadelfia.

“Este va a ser un evento estupendo”, dijo Timothy McNiff, el superintendente de escuelas para la arquidiócesis de Nueva York durante una rueda de prensa el jueves para mostrar a algunos de los estudiantes que conocerán al pontífice. Había menores de ocho y nueve años que sonreían sin pudor frente a las cámaras mientras que otro parecía a punto de llorar. Los niños que han sido seleccionados para conocer a Francisco provienen de cuatro escuelas: St. Ann, St. Charles Borromeo, St. Paul y Our Lady Queen of Angels.

Cada una ha escogido a seis afortunados estudiantes para la ocasión. Nicholas Marronaro, de nueve años y madre puertorriqueña, se ha informado en las últimas semanas sobre el papa y dijo que le preguntará cómo vive con un solo pulmón. En realidad, el pontífice de 78 años sólo sufrió la extirpación del lóbulo superior derecho de ese órgano hace años, durante una operación. “También le preguntaré cómo se siente al ser el primer papa latino”, dijo Marronaro.