Niños huérfanos por violencia género sin atención emocional

http://hoy.com.do/image/article/672/460x390/0/61032A8C-DEB5-436B-98C7-2B40E219F71D.jpeg

En medio del sangriento escenario que caracteriza el asesinato de una mujer a manos de su pareja, surge la situación más lastimosa y triste de la historia: el destino de sus hijos.

Sumidos en un mar de pensamientos confusos y soportando las miradas de lastima que llueven sobre ellos, lo único que tienen claro es que su mami y papi ya no están.

Así lo afirma la doctora Sarah Iglesias, médico psiquiatra que trabaja con niños víctimas de violencia, quien afirma que el victimario y padre  opta por el  suicidio,  es apresado o huye de la autoridad.

Aunque en la actualidad se realiza un levantamiento del número de niños huérfanos a causa de violencia de género, expertos manejan el dato  que en tres años el número supera los 815 hijos que quedan sin sus padres y, en la mayoría de los casos, sin el seguimiento necesario para manejar la situación.

“Cuando se produce el feminicidio queda el problema de que los niños  caen en manos de familiares que no tienen ningún tipo de manejo”, expresa.

Sin embargo, explica que el problema inicia antes, debido a que los hijos tienen que convivir con el estado de violencia que precede al feminicidio y sin que la madre, esté en capacidad de manejar el niño.

Iglesias expresó que al momento de consumarse la acción,  la familia tiende a concentrarse en la parte legal, dejando de lado lo que es la restauración emocional de los niños.

“Esto va dejando consecuencias a corto, mediano y largo plazo como son la baja académica”, señaló.

 Traumatizados. La especialista dijo que los huérfanos de la violencia de género suelen presentar como problemáticas emocionales  delirio de persecución, trastorno del sueño, descontrol de los esfínteres y otras causas derivadas del miedo.

 Además señaló que en ellos surgen conductas antisociales y rebeldía ante la sociedad y todo su entorno; fobias sociales y delictivas y en los peores casos la tendencia  a hacer uso de los psicofármacos.

Atención casi nula.  La presidenta de la Colectiva Mujer y Salud describió la situación como grave y dijo que el sistema no prevé la atención requerida. 

En el Consejo Nacional de la Niñez (Conani) solo se da acogida a los niños que quedan huérfanos y no tienen familiares que se hagan cargo de ellos.

Según informó la doctora Iglesias, de todas formas,  por falta de recursos en esa institución queda rezagada la atención sicológica.

Datos estadísticos

La Colectiva Mujer y Salud trabaja en el levantamiento de los huérfanos de la violencia, sin embargo para septiembre de este año la cifra se estimó en  264 y en, al menos, 815 en los últimos 5 años.

Sin seguimiento

En la mayoría de los casos esos niños no reciben atención emocional, sino que el sistema se concentra en proveerles techo y comida a los que quedan sin familia.