Niños marchan por la paz en barrios “calientes”

http://hoy.com.do/image/article/59/460x390/0/48726BC8-789C-4CE6-BCE8-0514928886A8.jpeg

POR GERMAN MARTE
Decenas de niños de la zona norte del Distrito Nacional marcharon ayer por las calles del ensanche Espaillat advirtiendo sobre la perdida de valores en la sociedad y clamando por paz en ese y otros sectores “calientes” donde con frecuencia se producen enfrentamientos entre pandillas, robos y tiroteos.

La actividad fue organizada por la iglesia Asamblea de Dios El Pesebre, y en la misma participaron niños de Gualey, Guachupita, Las Cañitas, Espaillat, Los Guandules y el 27 de Febrero.

Grisel Nieves, superintendente del Departamento Infantil de la Iglesia organizadora de la actividad, dijo que en la perdida de valores está muy de moda “y por ende se han incrementado la violencia y la delincuencia”.

Destacó que el objetivo de la marcha, que se realiza cada año para esta fecha, es que los niños reciban apoyo, brindarle calor y que entiendan que en la Iglesia hay una esperanza de vida para ellos y evitar así que caigan en vicios y la delincuencia.

“Nosotros estamos trabajando con niños que vienen desesperanzados, tristes, abrumados porque la vida les ha dado duros golpes, incluso algunos han sido violados”, expresó Nieves.

Indicó que en la Iglesia Asamblea de Dios trabajan con niños que en algunos casos son utilizados como “mulas” por los narcotraficantes de la zona, que practican diferentes actos delictivos, “pero no tememos acercarnos a ellos y tenerlos aquí, y no se nos hace difícil por la ayuda que Dios nos brinda”.

La marcha que partió de la calle Héctor J. Díaz recorrió las calles Proyecto 17, calle 10 y Nicolás Casimiro y otras del ensanche Espaillat.

Después de la caminata por el barrio, los niños se concentraron en el salón de la Iglesia Asamblea de Dios El Pesebre donde disfrutaron de una obra teatral protagonizada por varios de sus compañeritas.

CON LA PALABRA DE DIOS

La mejor manera de combatir la violencia, según Nieves, es a través de la palabra de Dios, concienciando a la gente de que Cristo puede cambiar la violencia por paz.

Sostuvo que el gobierno está tratando de frenar el auge de la violencia, “pero yo creo que matando personas, quitando vida, no se va a acabar la violencia, porque la gente va a quedar marcada por eso”.

Nieves indicó que la Iglesia Asamblea de Dios El Pesebre, ubicada en un barrio escenario de constantes enfrentamientos entre pandilleros y toda suerte de delincuentes del sector y de otros aledaños, desarrolla múltiples actividades para frenar el flagelo de la violencia.

Y, aparte de predicarle el evangelio, ofrecen pequeñas ayudas a la gente, por lo que precisan el apoyo de las autoridades para ampliar el alcance de su labor pastoral, pero para esto, subrayó Nieves, precisan del apoyo económico del gobierno, el que hasta ahora no han recibido.