Niños Santiago no estaban secuestrados

SANTIAGO.- No se trató de un secuestro el caso de los dos niños dados por desaparecidos por su padre en esta ciudad, sino que ambos menores viajaron a la casa de un pariente en el municipio de Sosúa, provincia Puerto Plata, sin comunicárselo.

Los niños Yaina y Francis Almonte, de 12 y 13 años de edad, aparecieron sanos y salvos, lo que causó una gran alegría en el hogar familiar y entre muchos habitantes del poblado El Piñón, jurisdicción de Pedro García.

No obstante, todavía el señor Leoncio Almonte Polanco no acaba de entender por qué entonces se le hizo la llamada al tío de los menores, Rafael Almonte, de parte de supuestos secuestradores que pidieron un rescate de RD$200,000.

Almonte Polanco, quien visitó ayer la redacción de HOY en esta ciudad para agradecer la cobertura que le dio a este caso, dijo no comprender de dónde salió la llamada que su tío recibió en un celular y pidió que sea investigada.

Ambos hermanitos aparecieron en el poblado de Sosúa, en la residencia de una tía identificada como Rafaela Almonte, de donde llamaron a su padre para que no se desesperara.

Almonte Polanco dijo que, según la versión de sus hijos, ellos decidieron abordar un autobús con destino a Sosúa, cuando su padre olvidó comprar algo en una tienda de la calle El Sol y penetró de nuevo al establecimiento.

Los menores se vieron solos y se dirigieron a la calle 30 de marzo, donde tomaron un minibús con destino a Puerto Plata y dejaron a su padre en el negocio.

La creencia de que se trató de un secuestro partió luego de que una persona no identificada llamara a su tío por la red celular, para informarle que habían raptado los niños y para liberarlos pedían el rescate.

Mientras tanto, ayer la Policía continuó investigando el caso en el poblado de Pedro García, donde miembros del Servicio Secreto se presentaron para interrogar al padre de los menores.