No demorar más la aprobación del Código Penal proyectado

No demorar más la aprobación del Código Penal proyectado

A falta de que el texto definitivo del Código Penal responda a una unificación de criterios en el Congreso sobre la interrupción excepcional del embarazo, y algún punto más, asestaría a la sociedad el perjuicio enorme de faltarle también un conjunto de normas actualizadas para enfrentar la delincuencia que dispone hoy de habilidades inimaginables.

Modalidades delictivas que la legislación dominicana no contempla están constituidas en asechanzas mayores que llegan a traducirse en daños a la colectividad y algunas penas vigentes no se corresponden con las características y capacidad de lesionar que han adquirido viejas fechorías.

Ciertas obsolescencias legales deben ser sustituidas por herramientas eficaces contra la violencia de género, los embarazos de menores y adolescentes y las incursiones de hábiles falsificadores que logran dar apariencia legal a sus perfidias.

Los delincuentes cibernéticos escapan con facilidad a las acciones punitivas montados en tecnologías que facilitan el ocultamiento de identidad y la penetración a distancia a cuentas bancarias sin dejar rastro.

La extorsión está fabulosamente apoyada en la modernidad para doblegar voluntades de usuarios a través de redes con secuestro de datos de la privacidad para exigir rescates desde secretas madrigueras. El país debe armarse contra antisociales de nuevo cuño con un código razonable y eficaz aunque falte una importante batalla por librar. El eclecticismo no mata.

Más leídas