No hay candidato a secretaría de la OEA

WASHINGTON (AP).- El más reciente dato sobre el avance del proceso para la elección del nuevo secretario general de la Organización de los Estados Americanos dice: Nada.

   El embajador de Panamá Arístides Royo, quien como presidente del Consejo Permanente de embajadores de la OEA tiene un papel preponderante en ese proceso, informó el martes que “no hay un solo candidato inscrito”” y “no hay fecha ni siquiera especulativa”” para la elección.

   Lo que sí hay es una “excelente conducción”” de los asuntos de la organización por el secretario general adjunto Luigi Einaudi, declaró.

   Einaudi asumió esas funciones hace 11 días ante la renuncia en medio de un escándalo de corrupción del ex presidente de Costa Rica Miguel Angel Rodríguez, quien sólo llegó a ejercerlas por un mes.

   “Esto está en una etapa todavía muy incipiente, como que hay la sensación de que no tenemos ninguna urgencia, ninguna prisa por hacerlo…””, dijo Royo en una entrevista con AP en su despacho.

   Debido a su actual cargo en la OEA, Royo, ex presidente de Panamá nombrado embajador el mes pasado por el presidente Martín Torrijos, es el funcionario a quien los gobiernos tienen que dirigir sus proposiciones de candidatos a la secretaría general.

   El propio Royo ha sido mencionado por el canciller panameño Samuel Lewis Navarro como potencial candidato único por Centroamérica. Pero, debido a que su nombre ha sido involucrado por un ex empleado de su bufete de abogados en presuntas operaciones de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito se desconoce si el ministro insistirá en la candidatura.

   Royo dijo que los cancilleres serán los que al final le informen cuándo deseaban reunirse para elegir al nuevo secretario general. La fecha tendrá que anunciarse cuando menos con tres semanas de anticipación ya que Royo y Einaudi deberán tener lista la agenda dos semanas antes de la reunión.

   De los ocho secretarios generales que ha tenido la OEA desde que adoptó su actual estructura hace 56 años, dos han renunciado y uno murió en ejercicio. En los tres casos de vacancia, la elección del reemplazante tardó entre cuatro y cinco meses.

   Si se siguen esos antecedentes, las elecciones se efectuarían entre febrero y marzo.

   “No lo puedo vaticinar””, dijo Royo. “Si Luigi Einaudi pudiera quedarse hasta junio, la OEA estaría bien manejada””.

   Einaudi es un ex miembro del servicio diplomático estadounidense. Pero quedó entendido al adoptarse la Carta de la OEA en 1948 que el secretario general no puede ser de Estados Unidos, país que había nombrado a dedo a un connacional hasta entonces.

   El reemplazante de Einaudi será elegido en la reunión ordinaria de cancilleres en junio en Fort Lauderdale, estado de la Florida. Einaudi ha dicho que no buscará un segundo periodo.

   Algunos diplomáticos han señalado que les gustaría elegir a los reemplazantes de Einaudi y Rodríguez en ese mes y evitarle un gasto extra a la OEA, que encara un déficit de 5 millones de dólares el próximo año.

   El viernes, en una sesión privada presidida por Royo, los embajadores le dieron a Einaudi “el respaldo, el aprecio de todos”” por la forma en que estaba conduciendo la OEA, dijo Royo.    En teoría cada uno de los 34 países miembros puede proponer un candidato para las dos secretarías. Lo difícil es reunir los 18 votos o la mitad más uno que se requiere para su respectiva elección.