“No le aconsejo a ningún boxeador que se retire para luego volver”

08_07_2019 HOY_LUNES_080719_ Deportes3 B

La historia del boxeo registra muchos pugilistas que tras desarrollar exitosas carreras se deciden por el retiro y poco tiempo después lo abandonan para regresar al cuadrilátero.
El clásico ejemplo es el de Roberto “Mano de Piedra” Durán, uno de los más grandes boxeadores del mundo, considerado el mejor peso ligero de todos los tiempos, quien después de un retiro digno decidió volver al ring para decepcionar a muchos de sus seguidores.
“No es aconsejable volver después del retiro”, dice el ex campeón mundial Leo Cruz.
“Nunca será igual, ya no se tienen los mismos reflejos”, agrega.
Explica que él vivió esa experiencia y pudo comprobar que las condiciones, la motivación ni los reflejos eran iguales, aunque reconoce que en todos los aspectos de la vida las reglas tienen sus excepciones.
“En mi caso era diferente, porque tomé la decisión del retiro debido a choques de intereses, pese a que me encontraba en plenitud de condiciones”, añade.
Explica que optó por el retiro ante la imposibilidad de volver a disputar una faja mundial, debido a que el campeón de su categoría pertenecía a la misma escuadra con que él.
“Pepito Cordero (promotor puertorriqueño) se negaba rotundamente a uncombate titular entre un campeón y un retador que estuviera bajo su responsabilidad contractual y entonces entendí que no tenía ningún sentido seguir en el boxeo”, dijo.
Leo expone que decide volver al ring cuando Víctor Luvi Callejas perdió la faja mundial y vio en ello la posibilidad de recuperar la corona. “Hice unas cuantas peleas y me convencí de que ya no tenía los mismos reflejos y entonces asumí el retiro definitivo”, sostiene.
Familiar. Leo es el menor de nueve hermanos (ocho varones), procreados por Erminia Cruz y Francisco Rosario.
Está casado con Germania Espinosa y sus hijos son Johatan, Marelyn y Johamna.
Breve historia. Comenzó su exitosa carrera profesional de boxeo en Puerto Rico, con una serie de victorias.
Obtuvo triunfos sobre el ex campeón mundial Lupe Pintor, pero empezó a ganar respeto cuando perdió en 13 asaltos del súper cotizado campeón del mundo Wilfredo Gómez.
El 12 de junio de 1982, en Miami, Cruz se convirtió en campeón mundial al derrotar a Sergio Víctor Palma por decisión. En su primera defensa eliminó a Benito Badilla, de Chile, en ocho asaltos, en el Coliseo Roberto Clemente en San Juan. Cuando Wilfredo Gómez dejó vacante su título del CMB, Cruz fue reconocido por la mayoría de los fanáticos como el campeón mundial universal.