No nos olvidemos de la alta informalidad laboral

No nos olvidemos de la alta informalidad laboral

El reto es mantener altas tasas de crecimiento y favorecer una mayor creación de empleo formal.

El país no debe olvidarse del tema de la informalidad laboral y por el contrario debe ponerle más atención al problema, pues tras la pandemia en vez de disminuir ha aumentado y República Dominicana se ha colocado entre los países con mayor nivel de informalidad laboral en América Latina y el Caribe.

Antes de la pandemia, en 2019, la informalidad total del mercado laboral dominicano había representado el 54.8 % de la población ocupada en el país, nivel que había mejorado con relación al 2018, cuando la tasa era de 55.2 %.

Pero luego de la pandemia, la tasa de informalidad laboral cerró en 51.3% del total de ocupados en 2020 y en 2021 la recuperación del empleo fue más informal que formal, pues mientras las personas empleadas en el sector formal disminuyeron frente a 2020 en un 1%, las empleadas en el sector informal fueron un 7.8% más que en ese año, registrando la tasa de informalidad su mayor nivel en el tercer trimestre de 2021, de 58.9 por ciento.

Puede leer: Leonel Fernández señala falta de regularización en mercado de criptomonedas

Aunque en el primer trimestre de 2022 bajó ligeramente, se mantuvo encaramada en el 58.1 por ciento.

Esto constituye un revés con relación a lo ocurrido en períodos previos. El empleo informal se había reducido de 58,6% a 47,9% entre 2005 y 2010, como proporción del empleo total no agrícola, especialmente como consecuencia de las reformas en el sistema de seguridad social, que amplió la cobertura del sistema de salud.

El reto, ante esa situación, es el de mantener altas tasas de crecimiento, además de disminuir la heterogeneidad productiva para favorecer una mayor creación de empleo formal, y continuar con las reformas institucionales emprendidas, permitirían revertir el impacto de la pandemia en el mercado laboral y consolidar y ampliar logros obtenidos con la reforma de la seguridad social.

Le puede interesar: Economista asegura en 2023 la inflación pondrá presión «Extraordinaria»

Se debe encarar las barreras que existen en el mercado formal y que excluyen a los trabajadores, las cuales se expresan en la estructura regulatoria y tributaria, así como en las demandas del mercado de trabajo, especialmente con personas de bajo nivel educativo.

Otro reto importante lo constituye la incorporación a la seguridad social de los trabajadores migrantes, dado el peso de este conglomerado en el mercado de trabajo.

La superación del trabajo informal es vital para que el Estado pueda jugar mejor su rol, ya que la informalidad disminuye la capacidad recaudatoria del Estado.

Publicaciones Relacionadas