No son, pero parecen…

29_07_2015 HOY_MIERCOLES_290715_ ¡Vivir!3 C

Aunque no es lo primero que se piensa a la hora de colocar plantas en el hogar, las plantas artificiales son una opción adecuada para resolver el dilema de la decoración con flores.

Gracias a los diseños novedosos, texturas, colores reales y a lo prácticas que son, este tipo de plantas se posiciona cada vez más en el gusto de las personas.

Y es que estas plantas se adaptan perfectamente a cualquier ambiente y son duraderas, además resultan ideales para la casa u oficina, ya que no necesitan ser regadas.

Hay algunas que parecen tan reales que es casi imposible notar la diferencia, ofreciendo la sensación de “primavera eterna” que tiempo atrás solo otorgaban las flores naturales. La similitud es tal que de seguro muchos de sus invitados discutirán la autenticidad de las mismas.

Ventajas. Si de ventajas se habla, las plantas artificiales cuentan con varias. Por ejemplo, usted no tendrá que preocuparse por el cuidado de su planta, ya que no requiere de ninguno; otra cualidad de esta es que, al ser artificial, no representará peligro alguno para la salud de los suyos en cuanto a las alergias o polillas.

Otra ventaja muy significativa es que si su hogar no cuenta con las condiciones favorables para las plantas naturales, (la temperatura es muy cálida o fría) esta puede ser una idea perfecta para embellecer su hogar sin renunciar a la belleza que aportan las plantas.