No ve avance renegociación contratos sector eléctrico

POR ALEIDA PLASENCIA
El director del Instituto de Energía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) consideró que en el problema puntual sobre la crisis del sector eléctrico, que es la revisión y renegociación de los contratos de generación, no se ha logrado gran avance, y que es por ello que se consume tantos recursos en este sector y “se ven resultados mayores”.

El ingeniero José Luis Moreno San Juan dijo que “lo que se ha hecho es pagar la energía en base a los contratos que se tienen, sin ningún tipo de descuentos”. Añadió que ya debió iniciarse una fase de pago en base a un buen acuerdo entre las partes contratantes.

Moreno San Juan habló en esos términos, en referencia a las palabras del presidente Leonel Fernández en su discurso del lunes, de que la búsqueda de soluciones a la crisis eléctrica es uno de los dos principales retos de su administración.

Moreno San Juan dijo que en cuanto a la revisión de los contratos, debió haber una acción mucho más decidida.

 Argumentó que los   generadores están vendiendo la energía a precios muy elevados y que es por ello que se tiene problemas con relación a la sostenibilidad del sistema.

Según entiende, el país puede conseguir la competitividad de sus sectores productivos y de servicios, si logra servir una energía más barata.

La forma de competir, dijo, no tendría que basarse en salarios de miseria ni de una tasa de cambio alta, sino en función de una energía más barata.

Es por ello, señaló, que habría que transparentar costos, “pues los números que en ese sentido presentan los generadores no son reales y eso lo saben todos los técnicos del área”.

Entiende que los precios de la energía no se corresponden con los costos de generación de esta.

Sostuvo también que la política de aumentar la tarifa de la energía es totalmente errada.

 En este punto se refiere  Moreno San Juan, al anuncio de la Superintendencia de Electricidad, de que en este mes aumentará la tarifa en 5.3% a los clientes que consumen entre 201 y 300 kilovatios, como parte de la política de desmonte de los subsidios.

Consideró que para la energía de baja tensión se aplica un precio muy alto y entiende que la tarifa para este tipo de energía, deberían reducirse.

Señaló que no entiende por qué se tiene que aumentar la tarifa de la energía, en un momento en que la tasa de cambio bajó.

En otro orden, señaló que la baja en la tasa de cambio es el mayor éxito que ha tenido el gobierno en los tres meses de gestión.