Noble reconocimiento al arte
contemporáneo dominicano

La representación de República Dominicana mereció la atención de una muy buena parte de los miles de visitantes y compradores que respondieron a la convocatoria de la quinta edición Arteaméricas 2007

Durante los días 15, 16, 17 y 18 de marzo, en el Miami Beach Convetion Center, se llevó a cabo la V Feria de arte latinoamericano Merryl Linch Arteaméricas, evento que marcó la temporada anual de arte del 2007 con una vibrante atención a las expresiones más vivas del arte moderno y contemporáneo de Latinoamérica.

En su quinta edición Arteaméricas 2007, reunió el talento de 300 artistas latinoamericanos residentes en Asia, Europa, Estados Unidos, América Latina y El Caribe, representados por 75 galerías prestigiosas de arte.

La representación de República Dominicana mereció la atención de una muy buena parte de los miles de visitantes y compradores que respondieron a la convocatoria de este importante evento ferial, que este año con su primera presentación ampliada, aumentó a 25 el número de galerías de arte participantes, entre ellos, Fernando Varela, José García Cordero, Claudio Espejo, Domingo Liz, Pascal Mecariello, Raúl Recio, Jorge Pineda, Raquel Paiewonsky y Gerard Ellis.

Estuvieron como galerías expositoras del país, las firmas Lyle O. Reitzel Art Gallery, Varelli Arte Contemporánea y Alinka Arte Contemporáneo que presentó su iniciativa curatorial “Human Project”, integrado por los artistas contemporáneos dominicanos Claudio Espejo, Pascal Meccariello, y Raúl Recio, todos de una ganada reputación en la  escena artística  del arte actual dominicano.

Según los reportes de la organización ferial, las galerías dominicanas, lograron colocar en el mercado de arte norteamericano importantes obras, adquiridas por coleccionistas de distintas nacionalidades, destacándose entre otros artistas, las obras de Fernando Varela, Jorge Pineda, José García Cordero y Claudio Espejo; de este último, una obra de su autoría, fue directamente seleccionada durante la feria, por el equipo curatorial del Museo de Arte Latinoamericano de Los Ángeles Molaa, para formar parte de sus fondos museales, lo cual representa un notable reconocimiento al arte contemporáneo dominicano. Además de haber impactado con su instalación “Las Manzanas del Genoma Humano”, obra que causó un verdadero furor a la atención durante el curso de la feria.  

Leslie Pantin, presidente de Merryll Linch Arteaméricas, al referirse al impacto e influencia de la feria y su especialidad en la difusión, proyección y mercado del arte latinoamericano en los Estados Unidos, dijo, que “el arte latinoamericano está viviendo un buen momento debido a que ocupa un espacio especial en las ferias y museos y capta cada vez más la atención del público; nuestro arte está adquiriendo una gran importancia e impulso en el mundo, cada año se hace mas popular y la prueba es el precio que se paga de aristas de América Latina en las casas de subastas Christies y Sothebys”