Norcorea deja vencer plazo
para cerrar planta nuclear

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/77A61633-AEA7-4682-B67A-FB5F6CB4AAFA.jpeg

PYONGYANG (AFP).- Corea del Norte dejó expirar este sábado el primer plazo para empezar a desmantelar su programa nuclear, pero China aseguró que es cuestión de días.

Ayer, sábado se terminó en efecto el plazo de dos meses que se concedió a Pyongyang para iniciar el cierre de su principal instalación nuclear, en Yongbyon, en el norte del país.

Corea del Norte se comprometió a que ese medida fuera el primer paso de cara al desmantelamiento total de sus instalaciones nucleares, en un acuerdo firmado el 13 de febrero en Pekín con los cinco países con los que negocia el fin de su programa (Corea del Sur, Estados Unidos, Rusia, China y Japón).

Sin embargo, los norcoreanos pusieron como condición irrenunciable el desbloqueo de sus fondos congelados en un banco de la región china de Macao a raíz de unas acusaciones estadounidenses de lavado de dinero.

Los fondos norcoreanos han sido desbloqueados, pero su transferencia efectiva no ha podido ser realizada todavía por problemas técnicos.

“No hay novedades en lo que se refiere al tema financiero del Banco Delta Asia” (BDA), donde se encuentra congelada desde 2005 una suma de 25 millones de dólares, declaró a la AFP una fuente oficial norcoreana en Pyongyang.

En este contexto, el negociador estadounidense, Christopher Hill, se entrevistó en Pekín con dirigentes chinos, quienes le aseguraron que el cierre del reactor de Yongbyon es cuestión de días.

“Los chinos quieren que demos una muestra de paciencia de dos o tres días más”, declaró Hill a la prensa.

“China piensa que nos debemos mostrar un poco más pacientes en los próximos días”, insistió.

Según el negociador estadounidense, Pekín “asegura que las vías de comunicación están abiertas (…) Si debemos encontrar una solución, tiene que ser rápidamente”.

El responsable precisó que también hablará por teléfono con el resto de sus homólogos en la mesa negociadora, excepto con el negociador norcoreano, Kim Kye-gwan.

“No hay mucho dinamismo en este momento”, había reconocido Hill previamente. “Desearíamos ver un nivel de esfuerzo parecido por parte de (Corea del Norte), nivel que, francamente, no vemos”, lamentó el estadounidense, al subrayar que la fecha límite de este sábado era “muy importante”. Por su parte, en Washington, el gobernador del estado de Nuevo México, Bill Richardson, recién llegado de una misión privada en Corea del Norte, se declaró confiado en que Pyongyang respetará sus compromisos.

“Pienso que se comprometieron en la primera y la segunda etapa del acuerdo que conduce al comienzo de la desnuclearización. Probablemente no respeten la fecha límite, pero en los próximos días cumplirán con sus obligaciones”, dijo Richardson.

El viernes, Hill advirtió a Corea del Norte de que se expondría a una respuesta por parte de los otros participantes en las conversaciones si se negaba a dar una señal positiva, como, por ejemplo, invitar al país a los inspectores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA).

“Deben dirigirse a la AIEA. Esto sería, sin duda, un indicio de que se preparan para hacer lo que acordaron en febrero”, añadió Hill.

“Mi consejo es esperar un encuentro de los seis en abril”, sugirió.

El regreso de los inspectores de la AIEA —que Corea del Norte expulsó de su territorio en 2002— forma parte de los compromisos estipulados en el acuerdo del 13 de febrero.