Norcorea recibirá inspectores cuando liberen fondos

SEUL (AP).– Corea del Norte prometió recibir a los inspectores nucleares de la ONU al día siguiente de que sean liberados unos fondos retenidos en un banco de Macao, dijo ayer, miércoles, Bill Richardson, candidato a la presidencia de Estados Unidos.

La entrega 25 millones de dólares en fondos eliminaría uno de los principales obstáculos en los diálogos con Pyongyang para que ponga fin a su programa nuclear.

Richardson, en la actualidad gobernador de Nuevo México, se pronunció en Seúl tras una visita de cuatro días a la nación comunista. Dijo que los norcoreanos habían solicitado 30 días adicionales al plazo del sábado para cerrar su principal reactor nuclear.

El gobernador señaló que Estados Unidos consideraba dicho plazo demasiado extenso para el cierre de un reactor que debería demorar “unos días’’.

Corea del Norte expulsó a los inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica a finales del 2002, cuando se rompieron los diálogos multilaterales que buscaban poner fin al programa norcoreano.

Tras varios años de impasse e intentos fracasados de reencauzar las negociaciones, Corea del Norte efectuó su primera prueba nuclear en octubre.

Poco después los norcoreanos aceptaron retornar a la mesa de negociaciones y en febrero prometió cerrar su principal reactor para este sábado a cambio de la devolución de unos fondos congelados en un banco de Macao. También acordaron que recibiera ayuda energética y concesiones políticas para el desmantelamiento eventual de sus programas atómicos.

   Si Corea del Norte cumple con sus promesas, serían los primeros pasos de Pyongyang para cerrar su programa atómico desde el 2002.

   Las autoridades en Macao dijeron el miércoles que Corea del Norte puede retirar los fondos. Richardson aseguró que Pyongyang recibirá notificación el miércoles o el jueves.

   Sobre la petición de Pyongyang, Richardson dijo que la delegación estadounidense les dijo que la extensión de 30 días “era inaceptable y el tema fue abandonado’’.

   “Ahora la pelota está en la cancha de Corea del Norte para tomar los próximos pasos’’, dijo.