Nosotros también tenemos calor

http://hoy.com.do/image/article/106/460x390/0/BD5BBB43-0066-473E-A8B9-79D8D5196BCC.jpeg

Cuidado de las mascotas en verano
Para quien tenga mascotas, esta es una época en la que hay que prestarles especial atención. Conviene no dejarles encerrados en vehículos ni espacios sin ventilación. Además y en el caso concreto de perros y gatos, cuentan con pocas glándulas sudoríparas y casi no pueden transpirar por lo que sólo jadeando pueden eliminar el calor.

De este modo, si su mascota está muy agitada y con las mucosas de la nariz enrojecidas es sintomático de insolación o golpe de calor por lo que hay que actuar ‘ipso facto’. 

Situarles en lugares frescos – preferiblemente con aparatos de aire acondicionado-, humedecer su cuerpo parcialmente con un dosificador –para que no exista un contraste contraproducente entre su temperatura interior y la adquirida-, llevarle al veterinario para que pueda facilitar un diagnóstico más completo si así lo requiriera y facilitarle el agua regularmente son algunas de las pautas a seguir.

Por otro lado, es necesario disminuir el número de actividades deportivas con la mascota en estos días calurosos y también hacer lo propio con su dieta, modificándola y distribuyendo  raciones más pequeñas aunque el animal suele comer instintivamente menos en tiempos calurosos.

Es primordial situar la edad del animal en primer plano ya que, como en los humanos, los más pequeños y ancianos son los que acusan aún más estos ‘golpes’ de calor. EFE/Reportajes