Nueva York en lista ciudades se oponen a deportación ilegales

m1

Nueva York y varias otras grandes “ciudades santuario” para inmigrantes como Chicago y Los Angeles se han rebelado y prometen combatir el plan de deportación de indocumentados del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump. Frente a los planes del outsider republicano de deportar indocumentados en cuanto llegue a la Casa Blanca el 20 de enero, alcaldes, gobernadores y jefes de policía de varias ciudades han alzado la voz para asegurar que protegerán a los inmigrantes. El alcalde demócrata de Nueva York, Bill de Blasio, se reunió este miércoles con Trump y le advirtió que hará “todo lo posible” para defender a los indocumentados. “Le reiteré que esta ciudad y otras ciudades a través del país harán todo lo posible para proteger a nuestros residentes y para asegurarnos que las familias no sean destrozadas”, dijo De Blasio a periodistas tras reunirse en la Trump Tower con el vencedor de los comicios.
La promesa de Trump de deportar a entre dos y tres millones de inmigrantes indocumentados “va contra todo lo que era genial en Nueva York”, dijo De Blasio tras su cita con Trump. Nueva York “es LA ciudad de los inmigrantes. El lugar que ha tenido éxito porque estuvo abierta a todos, el lugar construido por generación tras generación de inmigrantes”, agregó. De Blasio afirmó que si es necesario, la ciudad eliminará a fin de año la base de datos con nombres de cientos de miles de indocumentados que han recibido una tarjeta de identificación municipal y que podría servir al gobierno de Trump para identificar y deportar inmigrantes. El estado de Nueva York inclusive implementó una “hotline” telefónica esta semana para la denuncia de crecientes crímenes racistas contra musulmanes, inmigrantes y negros tras la victoria del multimillonario populista. “Si alguien siente que se encuentra bajo ataque, quiero que sepan que el estado de Nueva York -el estado que tiene a la Estatua de la Libertad en su puerto- es su refugio”, dijo el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo. Declaraciones de rebelión similares han llegado de los alcaldes de Boston, Providence, Chicago, Nueva Jersey, Seattle, Filadelfia, Los Angeles, San Francisco y Washington DC, “ciudades santuario” que no persiguen a los indocumentados.