Nueva York, mosaico de tendencias con acento español

22_09_2015 HOY_MARTES_220915_ ¡Vivir!7 C

Nueva York echa el cierre a su semana de la moda con una propuesta para cada mujer. Destacan la inspiración española del renovado Óscar de la Renta a manos de Peter Copping, y el universo lorquiano de Delpozo firmado por Josep Font.

La Gran Manzana da el pistoletazo de salida, año tras año, al calendario internacional de pasarelas de moda y este año, además, con dos eventos destacados. Por un lado, el imponente desfile de Givenchy, que ha abandonado temporalmente París para celebrar los diez años de Ricardo Tisci al frente de la firma, y la esperada cita con Alexander Wang, el diseñador más mimado de la Gran Manzana, que abandonó recientemente la dirección de Balenciaga.

De la Renta mira a España. Peter Copping se mantiene fiel al imaginario del dominicano Óscar de la Renta y a su capacidad para exprimir el uso emocionante de los colores y la exquisitez de las líneas femeninas. El vestido se mantiene también como la pieza fetiche de la firma, aunque en esta ocasión marcada por el imaginario español, rojo pasión, volantes de faralaes, encajes y adornos de trajes de luces. En su segunda colección para De la Renta, Copping tomó prestado los lazos de los lacayos de la corte de Versalles y algún que otro traje de noche con falda abullonada y pliegues barrocos, que parecían inspirados en el armario de María Antonieta. Dos trajes rojo pasión fueron los encargados de abrir el desfile, con largo Chanel, a ras de la rodilla, y acompañados por sinuosas faldas de tubo y chaquetas atadas al modo de un capote de torero.

Delpozo fusiona. Con un público cada vez mayor y más adinerado, Delpozo se afianza en Nueva York con su onírico universo y una propuesta que podría ser considerada como alta costura. Para la próxima temporada primavera/verano de 2016, utiliza como musa a las mujeres del “Romancero gitano” de Federico García Lorca y a la musa del pintor Gustav Klimt, Emilie Flöge.