Nueva York se repone de fuerte tormenta

MAMARONECK, Nueva York (AP).– Sótanos inundados, casas vacilantes en playas erosionadas y negocios dañados por agua son parte de las huellas dejadas en al área de la ciudad de Nueva York por una tormenta primaveral.

El martes, las comunidades comenzaron a concentrarse en las tareas de recuperación luego de dos días de lluvias torrenciales que inundaron barrios, obligaron a suspender vuelos y forzaron la evacuación de centenares de personas.

Los daños de la tormenta eran evidentes el martes en el suburbio habitualmente ajetreado de Mamaroneck, en el contado de Westchester, donde desde el domingo hasta el lunes cayeron 17,15 centímetros de agua.

Colchones anegados y muebles empapados, basura y pertenencias descartadas se apilaban en las aceras. Bombas colocadas cada 10 metros a lo largo de las aceras sacaban agua de los sótanos de tiendas.

En algunos negocios el agua alcanzó casi 1,5 metros. Aún así, el optimismo pareció reinar mientras muchos revisaban sus negocios para inspeccionar los daños y determinar cuándo pueden reabrir.

Mamaroneck y New Rochelle estuvieron entre las comunidades suburbanas al norte de la ciudad de Nueva York más afectadas por la tormenta, que arremetió contra el área el fin de semana, trayendo fuertes vientos y lluvias récord. Residentes se pasaron horas bombeando agua de sótanos y habitaciones y muchos estaban sin electricidad.

“Este fue el epicentro del daño causado aquí en el estado”, dijo el gobernador Eliot Spitzer, que inspeccionó el área el lunes. “Todo se sumó de forma muy desafortunada”.

En la ciudad de Nueva York, el Servicio Meteorológico Nacional dijo que el domingo cayeron 19,23 centímetros de agua, un récord para la fecha. En el condado Suffolk, en Long Island, se 12,70 centímetros.