Nuevas detenciones por atentados en Gran Bretaña

LONDRES (AFP).- La policía británica realizó el domingo siete nuevas detenciones en su intento por desenredar la madeja de la red terrorista que golpeó a Londres dos veces en julio, mientras en Italia la investigación sobre uno de los sospechosos de los ataques, capturado el viernes en Roma, permitió otra arrestación.

   Siete personas (seis hombres y una mujer) fueron detenidas en Sussex (sur de Inglaterra), en el marco de la investigación sobre los atentados del 21 de julio, anunció el domingo Scotland Yard.

   “Hemos realizado allanamientos en dos domicilios del área de Sussex en relación con (los atentados de) el 21 de julio”, dijo una portavoz de la Policía Metropolitana, que precisó que estos sospechosos fueron detenidos en el marco de la ley antiterrorista de 2000.

   “Seis hombres y una mujer han sido arrestados”, dijo luego a la AFP otra portavoz de Scotland Yard.

   Horas antes, Scotland Yard había anunciado que seguía buscando sospechosos.

   “Hay varias otras personas implicadas en los ataques del 7 y el 21 de julio”, declaró una portavoz policial. “Es totalmente probable que haya otras personas implicadas en el alojamiento, financiamiento y fabricación de artefactos” explosivos, agregó.

   Por su parte, las autoridades italianas arrestaron este domingo a un segundo hermano del etíope Hamdi Isaac, alias Osman Hussain, detenido el viernes en Roma tras huir de Londres, bajo sospecha de intentar explosionar una bomba en la estación de metro de Shepherd’s Bush (oeste de Londres) el 21 de julio.

   Fati Isaac, segundo hermano arrestado de Hamdi, fue capturado por la policía antiterrorista italiana, Digos, en Brescia (norte de Italia), acusado de ocultar o destruir documentos considerados importantes por los investigadores.

   Otro hermano, Remzi, había sido detenido también el viernes, acusado de dar refugio al prófugo y de posesión de documentos falsos.

   Este domingo, el diario británico Sunday Times, que citó fuentes próximas de los servicios de seguridad, informó que una tercera célula terrorista seguiría activa, preparando nuevos ataques en el metro y contra blancos “más fáciles” del centro de Londres, pero la hipótesis fue rechazada por Scotland Yard.

   “No hablamos de células (terroristas), nunca hemos hablado de una tercera célula”, afirmó una portavoz policial.

   De todos modos, Scotland Yard no cesa de advertir desde el 7 de julio de la posibilidad de nuevos ataques.

   “La amenaza persiste, y es bien real”, repiten los responsables policiales.

   Entre los detenidos hasta ahora en Gran Bretaña figuran tres de los presuntos autores de los cuatro atentados fallidos del 21 del julio, que no dejaron víctimas: Mokhtar Said Ibrahim, alias Mokhtar Mohammed Said, y Ramzi Mohammed, detenidos el viernes en el oeste de Londres, así como Yacine Hassan Omar, detenido el miércoles en Birmingham (centro de Inglaterra).

   Wahbi Mohammed, de 23 años, hermano de Ramzi Mohammed, también fue detenido el viernes en Londres. Según la televisión británica Sky News, sería el “quinto terrorista” del 21 de julio, el que abandonó una bomba encontrada una semana antes en un parque del oeste de Londres.

   Gran Bretaña ya ha solicitado a Italia la extradición de Hamdi, que según informa este domingo el diario La Repubblica, declaró a la policía italiana que no integra la red terrorista Al Qaida y que los atentados son una venganza contra la intervención militar en Irak.

   Según La Stampa, el sospechoso también afirmó que “no tiene nada que ver con los paquistaníes del 7 de julio”, los cuatro kamikazes que se hicieron explotar con sus bombas en el metro y un autobús de Londres, matando a 56 personas e hiriendo a 700.

   Zambia, por su parte, ha decidido entregar a Londres a Haroon Aswat, el británico supuestamente relacionado con los atentados del 7 de julio, descartando la demanda de extradición realizada por Estados Unidos, informaron a la AFP este domingo fuentes policiales.