Nuevas pistas sobre cómo opera el hipocampo durante la fijación de recuerdos

cerebro

Madrid. Un equipo internacional de científicos del descubrió cómo funcionan las neuronas durante la consolidación de la memoria, llevada a cabo en el hipocampo del cerebro. Según este trabajo, publicado en la revista Nature Neuroscience, las neuronas superficiales y profundas de esta región operan de forma complementaria, como dos capas de procesamiento en paralelo.

Los resultados de este trabajo podrán ayudar a entender mejor enfermedades como la epilepsia o el alzhéimer. La investigadora del español Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Liset Menéndez, que participó en el estudio, explicó que han descubierto que las neuronas principales del hipocampo, una de las estructuras cerebrales responsables de la formación de la memoria, son menos uniformes de lo que se creía.

Estas adoptan una organización similar a la de la neocorteza, dividida en capas superficiales y profundas. El hipocampo es una de las principales regiones del cerebro, directamente relacionada con el funcionamiento de la memoria y las emociones, y forma parte del sistema límbico, un conjunto de estructuras cerebrales que gestionan respuestas fisiológicas primitivas. Desde un punto de vista funcional, el trabajo plantea nuevas preguntas sobre cómo se estructuran las trazas de memoria, es decir, esas huellas que dejan los estímulos en el sistema nervioso, y cómo se almacenan esos recuerdos.

“Todavía no sabemos si las neuronas superficiales y profundas proyectan o reciben información de regiones cerebrales diferentes. Hay algunas pistas, pero aún necesitamos más investigación”, apuntó Manuel Valero, investigador del CSIC. Según los firmantes del trabajo, esta nueva visión de la organización del hipocampo podría llegar a explicar algunas formas de resistencia a los fármacos en la epilepsia del lóbulo temporal, un tipo de epilepsia que afecta al hipocampo.