Nueve estudiantes británicos de medicina viajaron a Siria para unirse a EI

Londres. Nueve estudiantes británicos de medicina viajaron a Siria a principios de este mes para unirse al Estado Islámico (EI) y atender a los heridos y enfermos en sus hospitales, informó hoy el dominical “The Observer”.

Los jóvenes, cinco hombres y cuatro mujeres, volaron desde Sudán hasta Estambul para cruzar la frontera con Siria desde Turquía, según explicó a ese medio el político turco Mehmet Ali Ediboglu.

Según el político, algunos de los estudiantes habían comunicado a sus familias sus planes y varios padres se han desplazado este fin de semana a la capital turca para tratar de convencerles de que regresen con ellos.

Ali Ediboglu, que reiteró que los jóvenes viajaron a la región para “ayudar, no para combatir”, explicó que estos estudian medicina en Sudán porque sus familias quieren que se eduquen en una cultura islámica. No obstante, el político turco subrayó que “les han engañado” y que “les han lavado la cabeza”.

“No olvidemos que son médicos; que quieren ir allí a ayudar, no a combatir. Por lo tanto, este caso es un poco diferente”. Según su relato, una de las jóvenes, Lena Maumoon Abdulqadir, informó a su familia a través de la red de mensajería Whatsapp.

“No os preocupéis por nosotros, hemos llegado a Turquía y estamos de camino para presentarnos voluntarios para ayudar al pueblo sirio”, escribió la joven.

Un portavoz del Ministerio británico de Asuntos Exteriores señaló que están “ofreciendo ayuda consular a las familias” y tratando de averiguar, en colaboración con la Policía turca, “el paradero” del grupo.

La intención de estos jóvenes de unirse a EI no es un hecho aislado en el Reino Unido, motivo por el que desde varios sectores se presiona al Gobierno de Londres para que evite la radicalización de adolescentes.

El pasado fin de semana, tres jóvenes británicos, de edades comprendidas entre los 17 y los 19 años, fueron detenidos en el Reino Unido tras llegar de Turquía bajo la sospecha de haber viajado a ese país para pasar a Siria. Tras ser interrogados, los tres fueron puestos en libertad bajo fianza.

El pasado mes, tres adolescentes londinenses de entre 15 y 16 años viajaron a Turquía aprovechando las vacaciones escolares y cruzaron la frontera con Siria para unirse supuestamente a grupos extremistas.

Shamina Begum, de 15 años, Kazida Sultana, de 16, y Amira Abase, de 15, fueron vistas por sus familias por última vez el 17 de febrero, cuando huyeron de casa para embarcar en un vuelo de la compañía Turkish Airlines hacia Estambul.

Este caso provocó recriminaciones entre las fuerzas de seguridad turcas y británicas por falta de coordinación, mientras que el Ejecutivo turco lamentó entonces que las autoridades de Estambul no recibieron con suficiente antelación el aviso sobre la desaparición de las adolescentes.