Nueve pistas que te ayudarán a determinar si eres comprador compulsivo

Comprador compulsivo

Salir de compras es uno de los “placeres de la vida” de muchas personas, quienes en ocasiones se convierten en adictos a las compras o compradores compulsivos.

Se olvidan de todo al momento de comprar, muchas veces lo hacen con tarjeta de crédito y no toman en cuenta que hay que pagar la cuenta de lo consumido. Lo peor es que a veces ni siquiera saben que son compradores compulsivos, por lo que aquí te damos nueve pistas, publicadas en El Mundo al Instante que te ayudarán a determinar si eres uno de ellos.

1) Comprar más cosas de las que uno tenía previsto.

2) Un gasto de dinero notablemente mayor de lo presupuestado.

3) Tener muchos créditos abiertos y aun así seguir gastando.
4) Comprar muchas y muchas cosas innecesarias.

Y sobre todo:
5) Sensación de pérdida de control («cuando empiezo a comprar no puedo parar»)
6) La gente empieza a decirme que mis compras no son normales, que compro más de lo que la gente habitualmente hace.
7) Endeudamiento

8) Ansiedad si salgo a la calle y no compro nada.
9) Sentimientos constantes de culpa tras haber comprado.