Nuevo código no es culpable
de sentencias

POR MANUEL JIMÉNEZ
El consultor jurídico del Poder Ejecutivo, César Pina Toribio, dijo ayer que no es correcto atribuir al nuevo Código Procesal Penal decisiones de jueces que han sido cuestionados por haber puesto en libertad a supuestos delincuentes sometidos por la Policía.

Pina Toribio, quien salió en defensa del nuevo sistema de administración de justicia, entiende que lo correcto es que tanto el Ministerio Público, los jueces y la propia policía asuman la dinámica que impone el código y cada uno cumpla con sus responsabilidades.

La reacción de Pina Toribio se produjo en respuesta a la creciente preocupación de sectores de la sociedad que entienden que el nuevo Código, en los hechos, está favoreciendo a los delincuentes. El propio jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel de Jesús Pérez Sánchez, denunció las decisiones de algunos jueces que han puesto en libertad a supuestos delincuentes acusados de recientes asaltos.

“A mi me bastaría con hacerle una pregunta a todos lo que han planteado esta inquietud como una critica al nuevo Código Penal, comentó el funcionario.

¿No ocurría eso en el caso del anterior Código? ¿Es la primera vez que una persona es despachada desde las mismas instancias policiales sin ni siquiera apoderar a la justicia o es la primera vez que un juez ordena la libertad bajo fianza o bajo cualquier otro de los mecanismos previstos por a ley?. ¡no!, , agregó el Consultor Jurídico del Poder Ejecutivo.

“No le podemos imputar al Código Procesal Penal las situaciones que han estado sucediendo de manera tradicional en nuestra administración de justicia ni podemos al escaso tiempo que tiene de aplicación estar pretendiendo rasgarnos la vestidura y creyendo que eso no ocurría antes”, expresó Pina Acevedo.

Pina Toribio consideró también extemporánea la decisión de la Cámara de Diputados de crear una comisión para revisar el nuevo Código, señalando que no se puede juzgar el efecto de un instrumento legislativo en tan poco espacio de vigencia.

“Si un juez ha dispuesto la libertad de una persona respecto de la cual existen elementos que justifiquen su prisión preventiva, entonces es al juez al que hay que criticar, no al Código”, entiende Pina Toribio. “Por el contrario, agregó, el hecho de que se abusara de la libertad individual y la orden de prisión fuera el primer paso en la investigación ¿resolvió los problemas de la justicia? ¿Aceleró la justicia? ¿Resolvió los problemas de la criminalidad nacional?. No, por el contrario, los abusos contra la libertad individual se constituyeron entonces en un elemento que descalificó y le hizo perder legitimidad en gran medida a la actuación de las autoridades del Ministerio Público y de la Policía”.

Pina Acevedo entiende que de lo que se trata es “de afinar los esfuerzos de la policía, del Ministerio Público y del Poder Judicial para que puedan cumplirse, con respeto a los principios constitucionales, la investigación criminal en cualquiera de los casos”.

El jefe de la Policía denunció el martes el caso de un joven apresado mientras cometía un  robo y que tras ser sometido a la justicia fue puesto en libertad por un juez. Nueve días después, ese mismo joven fue ultimado de un disparo mientras cometía otro robo.

“Pero el problema es del Código o el problema es del juez?, se preguntó Pina Toribio, quien aseguró que anteriormente era “un oficial de la policía que ni siquiera consultaba al juez y lo ponía en libertad y nadie tenía a quien quejarse”.

En este orden, recordó que quienes fueron acusados del asesinato del senador Darío Gómez estaban en libertad sin que nadie pudiera explicarlo y debieron estar cumpliendo sentencias judiciales en las cárceles. “Nadie pudo explicar qué hacían en la calle esa noche, y ese era el viejo Código”, dijo el funcionario.

“Entonces, agregó Pina Acevedo, no había por qué atribuirle responsabilidad al Código, había que atribuírselo a las actuaciones de los diversos actores.

Pina Toribio dijo que la venta de este código es que obliga al respeto de normas constitucionales que “nos van a parecer en estos momentos exageradas o escandalosas, pero que al fin y al cabo es la única forma de organizar y de legitimar la acción contra el delito”. El funcionario sostiene que el país ha carecido de una administración de justicia eficiente y recordó que de decisiones como la que se cuestionan ahora a determinados jueces “nos hemos estado quejando toda la vida”.

“Ahora, dijo Pina Acevedo, tenemos un instrumento que a mi juicio nos permite organizarnos mejor, pero tenemos que darle el tiempo y vamos a ponernos a tono-me estoy refiriendo a las autoridades que intervienen en el proceso penal-con el nuevo código para que lo que se aspira en la sociedad lo podemos cumplir”.