Nuevo tiroteo enoja a Obama

Dibujo

WASHINGTON.-Un nuevo tiroteo mortal en un centro de planificación familiar de Colorado, Estados Unidos, donde se practican abortos, enfureció al presidente Barack Obama, quien ayer denunció, una vez más, el acceso a armas de guerra en su país.

El viernes, un hombre armado se presentó en el centro Planned Parenthood de Colorado Springs (Estados Unidos) para “aterrorizar a toda una comunidad”, dijo en un comunicado el presidente Obama, en alusión al atacante que abrió fuego matando a tres personas, entre ellas un policía, e hiriendo a nueve. El sospechoso fue detenido por las fuerzas de seguridad tras más de cinco horas de asedio, en las que no dejaron de intercambiarse disparos.

Los investigadores están indagando para saber los motivos que llevaron al atacante, identificado como Robert Lewis Dear, de 57 años, a cometer este hecho, según informaron las autoridades.

Durante una conferencia de prensa, ayer, las autoridades locales no brindaron razones precisas del ataque de Lewis. “Con el tiempo, vamos a saber más cosas sobre los móviles” de la acción de Lewis, explicó el alcalde de Colorado Springs, John Suthers.

De hecho, ni las autoridades del país ni los responsables de los centros de planificación familiar fueron capaces de decir claramente si el ataque está vinculado con el combate contra el aborto.

“Debemos hacer algo a propósito de la facilidad de acceso a armas de guerra en nuestras calles a personas que no tienen nada que hacer con ellas”, señaló. “Ya basta”, dijo antes Obama y precisó que el autor de los disparos utilizó un rifle de asalto de uso militar.