Nuevos talentos clausuran Semana de la Moda Milán

27_09_2016 HOY_MARTES_270916_ ¡Vivir!5 C

Roma.-Las propuestas de los diseñadores emergentes, como el mexicano Andrés Caballero y su colección inspirada en el amor, inundaron ayer la pasarela milanesa y dieron por concluida la Semana de la Moda femenina de Milán.
Durante seis días, la ciudad lombarda ha visto desfilar las colecciones para la próxima temporada primavera/verano de firmas como Prada, Versace, Gucci o Armani.
Ayer fue el turno de los nuevos talentos como el mexicano Caballero, que llevó hasta Milán su firma San Andrés.
Presentó un conjunto de prendas inspiradas en el amor, en las que las presencias de los corazones se podían apreciar claramente tanto bordados en las piezas como en los complementos. En su guardarropa, Caballero incluye vestidos de satén y seda con bordados, “tops” confeccionados con tejido “jacquard” con flores en polimetilmetacrilato o cristales Swarovski, o blusas de seda con borlas de diversos colores. Los vestidos con corte por encima de la rodilla se alternan en la pasarela con las faldas vaporosas por debajo de la rodilla e incluso con el corte en los tobillos.
Caballero también propone vestir a la mujer de la próxima temporada primavera/verano con blusas y vestidos con hombros descubiertos, una tendencia que ya viene arrasando en las pasarelas en los últimos meses.
Los colores verdes, azules, rosas y violetas se adueñan de su colección y se combinaron en todas las maneras posibles, tanto en piezas monocromáticas como en prendas con formas geométricas que incluyen la presencia de todos los colores.
Como complementos, Caballero opta por los cinturones finos en tonos negros y plateados, con hebilla plateada, mientras que en calzado, sugiere sandalias planas y cómodas, con tiras cruzadas en piel de tonos marrones y negros.
Los colores marrón “camel”, terracota, teja y verdes camuflaje fueron los elegidos para presentar la colección de la firma milanesa Mila Schön, que exhibió blusas con transparencias y tejidos vaporosos, vestidos elegantes y sencillos, largos, sin mangas y con cuello barco, y conjuntos de camisas de seda con pantalones anchos también de seda y satén.
Conjuntos de chaqueta y pantalón en tonos rojizos se combinan con blusas blancas abotonadas, mientras que pantalones anchos y de talle alto se conjuntan con blusas de gasa y manga.